1 de diciembre de 2020
7 de diciembre de 2006

Auto TS.- Foro de Ermua confía en que esta decisión no interfiera en su querella contra la reunión PSE-Batasuna

MADRID, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, confió hoy en que el auto hecho público hoy por el Tribunal Supremo no interfiera sobre la querella presentada por su plataforma contra la reunión que el pasado mes de julio mantuvieron en un hotel de San Sebastián los dirigentes del PSE-EE Patxi López y Rodolfo Ares y los representantes de Batasuna Arnaldo Otegi, Rufi Etxebarria y Olatz Dañobeitia.

Y es que, según explicó Buesa a Europa Press, la diferencia entre la denuncia presentada por el Foro de Ermua y el sindicato de funcionarios Manos Limpias --inadmitida hoy a trámite por el Supremo-- respecto a ese encuentro, es que su querella va en contra de todos los participantes en el mismo, mientras que la segunda se dirige exclusivamente al Gobierno, en concreto a su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, al secretario general del PSE-EE, Patxi López, al secretario de organización del PSOE, José Blanco, y al coordinador de la Ejecutiva del PSE-EE, Rodolfo Ares.

Por tanto, dijo entender la sentencia del Supremo en la medida que el tribunal entiende que el Ejecutivo "no puede ser encausado por una reunión con Batasuna, puesto que esto podría suponer una interferencia del Poder Judicial sobre las competencias del Poder Ejecutivo en materia de lucha antiterrorista".

Por el contrario, su querella, admitida ya a trámite por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), precisó, "denuncia el presunto acto delictivo cometido por Batasuna al ejercitar una actividad política que le está prohibida por el propio Tribunal Supremo y el hecho de que para cometer ese acto de desobediencia necesitó la ayuda de dos miembros del PSE, Patxi López y Rodolfo Ares".

Por todo ello, y a pesar del auto del Tribunal Supremo, Buesa expresó su confianza en que esta decisión no tenga repercusión en la futura resolución que adopte el TSJPV. No obstante, apuntó, que, de ser así, continuarían adelante recurriendo esa posible sentencia ante el Tribunal Supremo.