4 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Avance.- Uno de los acusados de quemar viva a una indigente en Barcelona culpa al menor

Los acusados dicen que no querían hacer daño a la mujer

BARCELONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Uno de los acusados de apalear y quemar viva a una indigente en un cajero automático en Barcelona en diciembre de 2005 aseguró hoy que fue el menor, ya condenado a ocho años de internamiento, y no él quien roció con líquido inflamable a la mujer y le prendió fuego.

Sin embargo, tanto Oriol P.S. como Ricard P.B. aseguraron que no querían hacer daño a Rosario E.P., de 50 años, sino que sólo querían que se marchara. También dijeron que no alertaron a los servicios de emergencia porque pensaron que estaba bien porque siguió insultándoles y sonó la alarma del cajero.

El crimen ocurrió la madrugada del 16 de diciembre, cuando los tres jóvenes presuntamente insultaron, lanzaron objetos cómo una naranja y un cono de señalización, y quemaron viva a Rosario E.P., quién se había refugiado para pasar la noche en un cajero de La Caixa en la calle Guillem Tell, en el barrio de Sant Gervasi.