22 de octubre de 2020
28 de junio de 2010

Ayuntamiento de Barcelona encarga un dictamen para determinar si el Gobierno puede obligarle a no endeudarse en 2011

BARCELONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Barcelona ha encargado un dictamen a los servicios jurídicos municipales para determinar si debe bajar el sueldo a los funcionarios y no endeudarse en 2011 como fija el decreto antidéficit del Gobierno central, ya que la capital catalana tiene su propio régimen fiscal a través de la Carta Municipal.

Se trata de una petición de ERC en la que insistió hoy el concejal republicano Xavier Florensa en una sesión extraordinaria de la Comisión de Hacienda y Presupuestos, en la que se aprobó inicialmente en nuevo endeudamiento de 240 millones de euros con el apoyo del bipartito --PSC e ICV-EUiA-- y ERC, la abstención de CiU y el voto en contra del PP.

El primer teniente de alcalde de Hacienda y Promoción Económica, Jordi William Carnes (PSC), dijo que si deben hacer alguna consulta complementaria sobre el decreto, lo harán "en los ámbitos establecidos en Cataluña", e ironizó con la idoneidad de recurrir al Tribunal Constitucional (TC) ante una sentencia del Estatut que se prevé inminente.

Florensa, que por ahora votó a favor del endeudamiento a la espera de conocer el dictamen, insistió en que tienen "serias dudas de que la prohibición a los entes locales de endeudarse en 2011 sea de aplicación para el Ayuntamiento de Barcelona", y recordó que la capital catalana tiene un régimen financiero especial.

"La única administración competente de ejercer una tutela es la Generalitat", advirtió, y desaprobó que el Consistorio realice "una aplicación mimética" del decreto, ya que ha tenido una gestión financiera sostenible. "No todos los ayuntamientos son como el de Madrid", concluyó.