18 de febrero de 2020
4 de enero de 2008

El Ayuntamiento de Madrid ordena cerrar totalmente el colegio Sagrado Corazón

El Ayuntamiento de Madrid ordena cerrar totalmente el colegio Sagrado Corazón
EP

MADRID, 4 Ene. (OTR/PRESS) -

El Ayuntamiento de Madrid ha cambiado de parecer en cuanto a seguir impartiendo clase en las instalaciones del colegio Sagrado Corazón y ha decidido clausurar de forma provisional toda su actividad educativa hasta que se garantice la seguridad de las instalaciones. Por tanto, los niños serán reubicados en dos colegios, los de Primaria y Secundaria en uno de la Latina y los de Infantil en las aulas prefabricadas de otro situado en el distrito de Chamartín. Estos últimos volverán a las clases el día 11 en lugar del 8, día en que lo hará el resto de alumnos de la Comunidad de Madrid.

Por orden de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid, los alumnos no podrán seguir impartiendo sus clases en la parte del edificio del colegio Sagrado Corazón, del distrito de Chamartín, que quedó en pie tras el derrumbe de una parte del edificio el pasado 25 de diciembre, tal y como se pensó en un principio. El derribo de los restos del edificio afectado comenzó en la mañana de hoy, por lo que el centro no cumplirá la normativa de seguridad de su estructura para que los alumnos vuelvan a su centro hasta poco antes del próximo verano.

Para ello, el Ayuntamiento seguirá de cerca la situación del colegio y elaborará estudios sobre la estructura del centro para comprobar su evolución. Así consta en un comunicado del centro, firmado por su director, Marcelino Madrid, entregado a los padres de los alumnos. "Hasta no tener seguridad absoluta por parte de la Administración competente, se prescribe para el colegio, una revisión exhaustiva durante un tiempo relativamente dilatado".

Por lo tanto, los niños afectados serán reubicados en otros colegios, en lugar de otras aulas del centro, tal y como se barajó en un primer momento. Los alumnos de Primaria y Secundaria (el 80%) se trasladarán al colegio público Miguel Hernández, en el distrito de La Latina, donde comenzarán sus clases el próximo día 8 de enero.

Mientras tanto, los 250 niños de Infantil se incorporarán al colegio de religiosas del Sagrado Corazón, situado en el número 12 de la calle Santa Magdalena Sofía, en el distrito de Chamartín. Estos alumnos comenzarán el próximo día 11 en unas aulas prefabricadas "con todas las comodidades, con calefacción y perfectamente aisladas" pertenecientes a dicho centro hasta que se construya el edificio dañado. Según afirman los Corazonistas en su página Web, los pequeños podrán hacer uso del patio pero en horarios diferentes, al igual que ocurrirá con el comedor.

POSIBLE NEGLIGENCIA

La demolición de los restos del edificio tras el derrumbe de la pista deportiva ubicada en la azotea del centro educativo comenzó hoy, lo que supone, junto a la consecuente reubicación del alumnado del colegio, un giro de 180 grados en las decisiones tomadas en un principio provocado a raíz de un informe de Urbanismo.

El hermano superior provincial de la congregación religiosa de los Corazonistas, Guillermo Maylin, explicó a los periodistas que recibieron el pasado jueves "una llamada de Pilar Martínez (delegada de Urbanismo del Consistorio madrileño) que informó al centro de su cierre" y decretaba la obligación para el Ayuntamiento de "seguir estudiando la estructura del edificio hasta que cumpla la normativa vigente", en especial en lo relativo a las catas.

El cierre de la actividad educativa supone "un cambio importante de postura porque hasta ayer pensábamos que el 80% de los alumnos podrían quedarse aquí, pero ya no es posible", comentaba Maylin. No es de extrañar que con tanto cambio de parecer los padres de los alumnos mantengan "una situación tensa" y de "desconfianza". Así, según una información de 'madriddiario', recogida por Otr/press, un grupo de progenitores estudia denunciar al centro por negligencia al saber que la pista de baloncesto ilegal en la azotea podría suponer el derrumbe de la misma sobre el auditorio.