6 de marzo de 2021
18 de diciembre de 2009

El Ayuntamiento de Sevilla rechaza una comisión de investigación en Mercasevilla entre alusiones a documentos polémicos

PP muestra una factura de mariscos por 875 euros abonada por la empresa y Montaño acusa a Zoido de "falsedad documental"

SEVILLA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Sevilla rechazó hoy la creación de una comisión de investigación respecto a los administradores de hecho y derecho en Mercasevilla, en medio de un debate en el que el principal grupo de gobierno (PSOE) y el partido de oposición (PP) se cruzaron acusaciones documentales.

En concreto, el Grupo Popular pidió explicaciones al gobierno municipal por una factura de 875 euros, con fecha 24 de diciembre de 2008, abonada por Mercasevilla y firmada por el ex director general y principal imputado en el presunto intento de cobro de comisiones ilegales a empresarios, Fernando Mellet.

Dicha factura, que el PP facilitó junto con un cheque nominativo, se comprometía al pago de diversas cantidades por duplicado de gambas, langostinos, cigalas, nécoras, mejillones, bogavantes y langostas. Al pie del documento una nota manuscrita especifica 'RR.PP.: sres. Mir y Fernández', apellidos que se corresponden con los de dos capitulares socialistas, Alfonso Mir y Francisco Fernández.

Por su parte, la portavoz del gobierno municipal, Maribel Montaño (PSOE), cuestionó públicamente, hasta el punto de elevar consulta al secretario municipal, el hecho de que el portavoz municipal, Juan Ignacio Zoido, haya firmado todas las propuestas presentadas en la sesión plenaria --tal y como es preceptivo--, puesto que las rúbricas presentan diferencias de trazo, lo que motivó protestas por parte de la bancada popular, cuyo portavoz adjunto, Francisco Pérez, llegó a calificar lo sucedido de "escándalo de la democracia".

Montaño replicó aludiendo a prácticas similares del PP en el pasado y señalando, ya respecto al objeto de la propuesta popular, que "si se considera que hay delito todos los partidos participamos". "Han puesto ustedes en duda a muchos trabajadores", lamentó.

Previamente a todo ello, el consejero de Mercasevilla y concejal popular, Beltrán Pérez, hizo un recordatorio de la trayectoria seguida por el caso e incidió en que "votar a favor de un acuerdo con apariencia de legalidad no da licencia para estafar, robar o delinquir". Asimismo, tuvo gestos de recuerdo para los trabajadores de la empresa presentes en el Pleno, colectivo que, junto al de opositores --que fueron desalojados del salón con carácter previo tras gritar sus consignas--, se manifestaron públicamente con cartelería.

"DILATAR Y ENMARAÑAR"

El portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, calificó la propuesta de una "injerencia en un procedimiento judicial cuando éste está a punto de cerrarse", lo que atribuyó a una intención de "dilatar y enmarañar", y recalcó la necesidad de llegar a un "pacto por Mercasevilla" entre las fuerzas políticas para "los tribunales hagan su trabajo y dejar a la empresa al margen". Asimismo, criticó las "contradicciones" de Zoido al apoyar las reivindicaciones de distintos colectivos del sector, a pesar de que se contraponen.

Éste, tras la votación, subrayó que la propuesta se había presentado para "colaborar en el esclarecimiento de los hechos", preguntándose "cómo es posible" que se felicitara a Mellet en el encuentro donde dimitió después de conocerse los hechos, o el hecho de que el también imputado ex director adjunto, Daniel Ponce, siguiera en su puesto hasta octubre.

Montaño, en la intervención final, se adhirió a la tesis de Torrijos de solicitar un pacto de "responsabilidad", ofrecido por el comité de empresa de Mercasevilla en una reunión mantenida hoy con el equipo de gobierno.