23 de febrero de 2020
28 de febrero de 2008

Aznar irrumpe en campaña para decir que Zapatero "sigue" negociando con ETA y "seguirá haciéndolo" si gobierna

Dice que los socialistas se "enredan" en materia antiterrorista con la ley porque "unas veces se pasan y otras se quedan cortos" "Yo no miro atrás, y podría hacerlo, porque nadie ha padecido lo que yo he tenido que aguantar y escuchar estos cuatro años", señala

GRADO, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno y presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), José María Aznar, dijo hoy en Grado que el presidente del Gobierno y candidato a la reelección por el PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, "sigue" negociando con ETA. Aznar dijo que esa es la razón por la que Zapatero "nunca dice que no va a negociar de ninguna manera". De hecho, a juicio del ex presidente, Zapatero "seguirá negociando" con los terroristas si vuelva a gobernar.

Aznar realizó estas manifestaciones hoy en la localidad asturiana de Grado, en un mitin celebrado en un polideportivo abarrotado de afiliados y simpatizantes del PP en el que también intervinieron el cabeza de lista del PP por Asturias y alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, el presidente del PP de Asturias, Ovidio Sánchez, y el alcalde de Grado, Antonio Rey.

El terrorismo fue una de las "cinco preocupaciones" que Aznar mostró en su discurso de hoy, de cara a afrontar con "optimismo" el futuro. Matizó que para solucionar las cosas hay que "diagnosticar" los problemas y evitó "entrar en el juego de los que se dedica a hacer chascarrillos".

Según el presidente de FAES a los terroristas no se les puede derrotar negociando con ellos, sino que deben recibir un mensaje "claro" de que se va acabar con ellos. Lamentó que los socialistas "les hayan dejado" sentarse en las instituciones y "les hayan llamado hombres de paz". De hecho, José María Aznar dijo que en materia de terrorismo, el PSOE siempre se "enreda" con la ley. "Unas veces porque se pasaron", en alusión al GAL, y "otras veces porque no llegan".

Por otro lado, Aznar dijo que España necesita que se le "devuelva la confianza", tal y como ocurrió en su época de gobierno. "Me preguntan mucho en el extranjero las claves del éxito en España y siempre les digo que nosotros tuvimos confianza en el país y devolvimos confianza para hacer las cosas todos juntos".

Así, criticó a Zapatero señalando que no se puede poner la confianza en un candidato que "duda" de si España es una nación. "España es la nación más antigua de Europa y debe de seguir siéndolo", señaló Aznar, que dijo que hay que unir la nación y no dividirla. "Puedo entender que haya gente separatista, pero lo que no entiendo es que el Gobierno de mi país pacte con los independentistas y los separatistas", apuntó en una clara alusión al Gobierno de Zapatero, concluyendo que "no se puede gobernar España pactando con aquellos que se quieren cargar España".

Otro punto de la actual situación que criticó Aznar fue que los socialistas miren "hacia atrás" con la Ley de Memoria Histórica. A su juicio, esa política sólo sirve para "revolver" las "tumbas" y "recordar" las "trincheras". Según el ex presidente del Gobierno, en los cuatro años del Gobierno de Zapatero ha habido un "retroceso democrático" en el que se ha pretendido acabar con los grandes pactos de la Transición y "excluir al PP".

Por contraposición a los socialistas, Aznar dijo que él no mira hacia atrás. "Y podría hacerlo, porque nadie ha padecido lo que yo he tenido que aguantar y escuchar estos cuatro años", señaló el presidente de FAES.

En materia económica, Aznar dijo que vienen tiempos "complicados". Apuntó que en este momento disentir del poder es "peligroso" y le pueden llamar a uno antipatriota. Dijo que el PP es el equipo mejor capacitado para administrar una situación así, dado que se encontró con una parecida cuando llegó al poder y terminó dejando "la España más próspera que nadie ha encontrado".

Criticó al actual Gobierno por su "irresponsabilidad" al negar la evidencia "de lo que venía". "No se puede poner las manos de la economía en manos de gente que no sabe", apostilló, lamentando que los socialistas piensen que la clave de la prosperidad es "gastar sin tino".

Por último, Aznar dijo que es necesario que España vuelva a una posición "importante" en el mundo. En este sentido, señaló que cuando el PP gobernaba estaba con "los grandes", mientras que con Zapatero, está al lado de "Chávez, Castro y de sus amigos". Añadió que "si uno no tiene la casa en orden, es difícil que tengas un buen sitio internacional".

RAJOY.

Aznar dijo que se siente "muy orgulloso" de haber presidido durante quince años el PP, partido que ha tenido un "impecable comportamiento" en los últimos cuatro años, en los que "nos han querido excluir de la vida política". Comentó que los valores y las convicciones del PP están mas vigentes que nunca.

Se refirió al candidato a la presidencia del PP, Mariano Rajoy, como una persona "segura" y "fiable" que no se dedicará "simplemente a sonreír", sino "a gobernar España". Además, se mostró optimista de cara a las posibilidades de éxito de Rajoy. "Yo creo que Mariano va bien, porque antes Aznar tenía la culpa de todo y ahora también él empieza a tener la culpa de algunas cosas", bromeó el ex presidente del Gobierno.

ASTURIAS.

Además, el presidente de FAES se mostró muy "satisfecho" con iniciar sus actos de campaña en Asturias, tierra en la que tiene "buenos amigos". Además, señaló que su predilección por Asturias la ha trasladado incluso a su familia, ya que a su último nieto le puso el nombre de Pelayo.

Recordó las infraestructuras y el "progreso" que el PP generó en la región cuando gobernaba, algo que atribuyó en parte a la presencia en el Gobierno de dos ministros asturianos, Francisco Álvarez Cascos y Rodrigo Rato.