19 de noviembre de 2019
15 de julio de 2008

Balanzas.- Junta andaluza destaca que ha quedado "muy claro" que Andalucía no es una región subsidiaria, sino activa

Griñán subraya que "no reflejan la equidad ni la eficiencia", por lo que "nada tienen que ver con la financiación autonómica"

SEVILLA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente segundo y consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, destacó hoy que los datos que aportan las balanzas fiscales publicadas hoy por el Gobierno central sirven para ver "claramente que Andalucía no es una región subsidiaria, sino una región activa que se ha financiado de sus propios recursos". Asimismo, rechazó que estos datos puedan servir de referencia para definir el nuevo sistema de financiación autonómica.

De esta forma, Griñán quiso dejar claro que "no es verdad que Andalucía sea un región subsidiaria". "Ahora, cuando vemos las balanzas fiscales, nos damos cuenta del enorme peso que tienen esos subsidios de la solidaridad interpersonal que significa la Seguridad Social en su conjunto o la Seguridad Social en el sistema de pensiones y la Seguridad Social en el sistema de protección del desempleo".

Así, apuntó que con estos datos, se ve "claramente que Andalucía no es una región subsidiaria, sino una región activa que se ha financiado con sus propios recursos", pues "nos hemos financiado de nuestro desarrollo". De esta forma, destacó que Andalucía presenta más activos que pasivos, lo que significa que "aporta más a la caja común de lo que recibe".

En rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta, Griñán, que alabó la publicación de las balanzas fiscales, pidió que no sean utilizadas de forma "interesada o sesgada", a la vez que advirtió de que "no sirve para nada para analizar la financiación autonómica".

"Nada tiene que ver las balanzas fiscales con la financiación autonómica", subrayó el vicepresidente segundo, que dijo que lo primero que se puede observar con los datos publicados es que "hay balanzas fiscales para todos los gustos, ya que hay metodologías muy diferentes". "El Gobierno ha hecho públicas seis distintas, con sendas metodologías, por lo que tenemos resultados diferentes", apuntó el vicepresidente segundo.

"NADA QUE VER CON LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA".

De esta forma, avisó de que las balanzas fiscales "no reflejan la equidad ni la eficiencia, por lo que no sería aconsejable introducir pautas para un modelo de financiación autonómica".Así, dijo que las balanzas fiscales son un "análisis parcial que necesitaría complementarse".

"Lo que es evidente es que no tiene nada que ver con la financiación autonómica, primero porque no refleja la equidad, pues sólo constata actuaciones de la Administración central, es decir, cuando hablamos de gastos, pues hablamos de gastos de la Administración central, sanidad, educación no se incluyen, sólo se refleja el fondo de suficiencia, que no llega al 13 por ciento", razonó Griñán.

En este sentido, dijo que las balanzas fiscales son un "ejercicio intelectual que es interesante académicamente hablando, pero que necesita complementarse para tener un conocimiento o una idea más cabal de cuáles son los intercambios o flujos entre territorios".

El vicepresidente segundo advirtió de que "necesitaría complementarse con otros datos que aquí no están, como son los intercambios comerciales, los intercambios de capital, los intercambios de persona o trabajadores". Según Griñán, falta un análisis de las relaciones históricas, pues "se puede incluir un análisis de lo que ha significado el centralismo en la configuración de España o el efecto capitalidad".

De esta forma, dijo que en los datos publicados por el Gobierno central, "nada hay nuevo, ya que se puede ver lo que dice la Constitución en el artículo 31, en el que dice que cada comunidad debe contribuir al sostenimiento del gasto público teniendo en cuenta su capacidad fiscal y teniendo presente que debe ser progresivo y una función de cohesión territorial". Avisó de que de cara al nuevo sistema de financiación autonómica, "todo lo que sea inferior a lo que se señala aquí, será inconstitucional, por lo que no podrá ser".

En este contexto, subrayó su decisión de defender que el elemento principal a la hora de definir la financiación autonómica sea la "población", aceptando "variantes", ya que "no es lo mismo una población envejecida o la dispersión".

El vicepresidente segundo señaló que Andalucía, en saldos fiscales, está "más o menos equilibrada a Cantabria, en una zona media". así, subrayó que "mal haríamos si esto lo quisiéramos trasladar a un sistema de financiación de comunidades autónomas".

La Comunidad Autónoma de Andalucía recibe del Estado más de lo que aporta ya que está, junto con otras ocho regiones y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, entre las que tiene superávit fiscal, según se desprende de las balanzas fiscales con datos de 2005 que ha elaborado el Ministerio de Economía y Hacienda, junto con el Instituto de Estudios Fiscales, tras las sucesivas demandas de los grupos catalanes.

La región muestra superávit fiscal en las seis balanzas fiscales realizadas, desde la óptica carga-beneficio, con superávits ligeramente superiores al 3,05 por ciento, a las metodologías elaboradas desde la óptica del flujo monetario, con un 4,65 por ciento.

A pesar de que los datos andaluces muestran que la región está entre las que se benefician de la solidaridad territorial en la totalidad de las balanzas, la región aparece entre las que menos superávit presentan, siempre, como mínimo en los últimos cinco puestos del ránking de saldo positivo y en niveles similares, en la mayoría de los casos, a las regiones de Cantabria y Castilla y León.

Entre las comunidades que al igual que la andaluza, presentan superávit, destaca Extremadura, que lidera cuatro de las seis balanzas, Asturias, que también ocupa puestos importantes; seguidas de Galicia, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Cantabria. Las regiones con una mayor renta per cápita son las que tienen déficit fiscal, mientras que aquellas con menor renta per cápita aportan menos.