18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 13 de enero de 2010

    Barberá critica que el Gobierno "no respeta nada" y destaca que las subestaciones han de ser soterradas

    VALENCIA, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

    La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, criticó hoy que el Gobierno central "no respeta nada", al tiempo que resaltó que hay acuerdos plenarios adoptados por los representantes de la ciudad que se han de tener en cuenta a la hora de tomar decisiones.

    En este sentido, destacó que como marca uno de estos acuerdos, las nuevas subestaciones eléctricas que se planteen para la capital valenciana han de ser soterradas, además de señalar que si se presenta algún proyecto que no contemple esta condición "no tendrá licencia".

    Barberá realizó estas declaraciones tras visitar las nuevas instalaciones de la Universidad Popular de Orriols, ubicada en una de las dependencias rehabilitadas de la Alquería de Albors. Se pronunció de este modo al ser preguntada por la subestación eléctrica de Nuevo Cauce y la posibilidad de que la administración central contemple su construcción en superficie.

    "Con el Gobierno solamente se puede tener enfrentamientos porque hace lo que quiere, no respeta nada, absolutamente nada", respondió la primera edil, que dijo que para rebatirlo se le van a "acabar las palabras" y que tendrá que volver a "leer el diccionario para copiar más argumentos y más vocabulario".

    Señaló, respecto a que la subestación eléctrica de Nuevo Cauce se proyecte en superficie y no soterrada que "hay acuerdos, acuerdos de pleno y de los representantes de toda la ciudad", así como "muchas conversaciones mantenidas con Iberdrola y Red Eléctrica Española diciendo cómo queremos las próximas centrales", que han de ser "soterradas", destacó.

    Rita Barberá manifestó, en este sentido, que si el Ejecutivo central no tiene en cuenta estos acuerdos y hace "un proyecto y no está soterrada" esta instalación, "no tendrá licencia" para ejecutarla.

    Insistió en que el Gobierno central "no respeta nada" y censuró que pase por Valencia y la Comunitat Valenciana "como si fuera terreno conquistado". "Esto no lo harían con Cataluña y no es que yo tenga fijación con otra comunidad autónoma, no tengo ninguna fijación, creo que en 18 años hemos demostrado que nosotros vamos por nuestro camino sin mirar a un lado o a otro", comentó.

    La alcaldesa dijo que el presidente del Ejecutivo central, José Luis Rodríguez Zapatero, "fue el inventor que apoyó ese estatuto de Cataluña que está cuestionado en su constitucionalidad" y "el mismo que aquí expolia y expropia concesiones de agua si se llega a esa reserva de Castilla-La Mancha". "Aquí nos quiere expropiar hasta nuestra capacidad de autogobierno, pasa por encima de ella sin respetarnos", agregó.

    "RESPETAR LAS COMPETENCIAS"

    Barberá lamentó que Rodríguez Zapatero "no se da cuenta de que no puede actuar así" y consideró que "el Gobierno de España tiene que respetar las competencias, el autogobierno y la capacidad autonómica de la Comunitat Valenciana y las competencias de los ayuntamientos".

    "Si no entiende, se lo repetiremos, por mucho que su autora inmediata, la vicepresidenta primera --María Teresa Fernández de la Vega--, diputada de esta comunidad que no conoce, se empeñe en dirigir y ordenar actuaciones que van contra todos los derechos nuestros", declaró la primera edil.

    Por otro lado, preguntada por la situación de los restaurantes de las playas de Pinedo y El Saler por lo que se refiere a la permanencia de sus terrazas y las negociaciones con la administración central a este respecto, sostuvo que no tiene "ninguna novedad".