29 de marzo de 2020
29 de septiembre de 2008

Benidorm condecora a un agente de la Policía Nacional herido en un atentado de ETA hace 5 años

ALICANTE, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La corporación municipal de Benidorm (Alicante) decidió hoy, en sesión plenaria, conceder la 'Medalla Corporativa' de la localidad al Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía José Manuel Jiménez Timón, en reconocimiento a la labor desarrollada el 22 de julio de 2003 durante el atentado de la banda terrorista ETA en el hotel Nadal de la ciudad, un reconocimiento que llega cinco años después que el de otros compañeros.

De esta forma, la medalla le fue otorgada cinco años después de que otros compañeros y superiores de Jiménez Timón fueran reconocidos con esta distinción, debido a que su nombre "no fue incluido" en la propuesta elevada a pleno el 11 de agosto de 2003 por el anterior alcalde de Benidorm, Vicente Pérez Devesa, al parecer por "circunstancias de olvido", tal y como explicaron fuentes municipales.

Además, el Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía tampoco recibió en un primer momento la Cruz con distintivo Rojo, al mérito policial" que otorga el Ministerio de Interior a través de la Dirección General de la Policía. No obstante, la Dirección General de la Policía se la concedió en 2006, un reconocimiento que le fue impuesto el 2 de octubre de ese mismo año, coincidiendo con la festividad de los Santos Ángeles Custodios.

Según se desprende de la documentación facilitada hoy por el Ayuntamiento, fue el propio Jiménez Timón quien solicitó en un escrito dirigido al señor Comisario, la elevación de escrito al alcalde de Benidorm, Manuel Pérez Fenoll, para que se promoviera un informe o expediente administrativo para subsanar el error u olvido cometido y que se le concediera así esta distinción.

En este sentido, tanto el equipo de gobierno como la oposición benidormense "lamentaron este olvido" y se mostraron favorables a conceder esta distinción al agente herido.

Jiménez Timón lleva destinado en la Comisaría de Benidorm 25 años y, al igual que los siete compañeros que en su momento recibieron esta distinción, resultó herido mientras buscaba en el interior del hotel Nadal el artefacto colocado por la banda terrorista ETA que finalmente explosionó. El atentado se saldó, afortunadamente, sin víctimas mortales.