29 de febrero de 2020
27 de septiembre de 2008

Blanco afirma que la "caída del sistema financiero de EEUU va a suponer el fin del neoconservadurismo en todo el mundo"

VALENCIA, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario del PSOE, José Blanco, afirmó hoy que "igual que la caída del muro de Berlín supuso el fin del comunismo en 1989, la caída del sistema financiero en EEUU va a suponer la caída del neoconservadurismo en todo el mundo".

En este sentido, apuntó que una decisión que se toma en EEUU "tiene una consecuencias sobre la política económica de todo el mundo". Por tanto "ya sabemos donde está el epicentro de la crisis. Ya sabemos que las política de desregularización, de libre mercado, de leyes liberales salvajes no conducen a nada".

Blanco, que se expresó de esta manera en relación a la crisis económica mundial, durante su intervención en el plenario del XI Congreso del PSPV, reconoció que la economía internacional atraviesa un momento "difícil", pero "ya nadie duda dónde está el epicentro de la crisis" y que las políticas "neoconservadoras" del presidente de Estados Unidos, George Bush, que "tanto aplaudían" el ex presidente de España José María Aznar y el líder del PP, Mariano Rajoy, "son el origen de lo que está pasando en una economía cada vez más globalizada", subrayó.

El responsable socialista resaltó que "ha sido muy visible lo que pasó la semana pasada" cuando el lunes una entidad financiera estadounidense "hacía crac y las bolsas de todo el mundo se hundían". Sobre esta situación, dijo, "alguno incluso escribió en algún periódico que era culpa del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero", sin embargo "es verdad que cuando el Tesoro de EEUU inyectó dinero en el sistema financiero y las bolsas de todo el mundo crecieron más que en ningún momento de la historia nadie dijo que era cosa de Zapatero".

Asimismo, añadió que "lo que ha evidenciado lo uno y lo otro es que una decisión que se toma en EEUU tiene una consecuencia sobre la política económica de todo el mundo. Por tanto ya sabemos donde está el epicentro de la crisis. Ya sabemos que las política de desregularización, de libre mercado, de leyes liberales salvajes no conducen a nada", reiteró.

Pero, dijo, "no puede consolarnos que el día de mañana esta crisis sea estudiada por nuestros hijos y, al igual que la caída del muro de Berlín supuso el fin del comunismo en 1989, la caída del sistema financiero en EEUU va a suponer la caída del neoconservadurismo en todo el mundo".

"Tampoco puede consolarnos que mientras se hunden los cimientos sobre los que el PP ha basado su doctrina de seguimiento neoconservadurista, Rajoy invite a comer a quien haga el vídeo más gracioso sobre las dificultades de las familias españolas". Por eso, aseguró que "es hora de llamar a la unidad de todos", de "decirle a Rajoy que abandone las frivolidades, el discurso hueco, la ausencia de propuestas y que arrime el hombro" con el apoyo a los PGE presentados ayer por el Gobierno español.

En caso de que no los apoye, Blanco instó a Rajoy y al PP a que digan "qué partida suprimiría o recortaría" y explicó, que los PGE se basan en tres pilares: austeridad en el gasto, equidad social o más gasto social y modernización del país.

"Es el gasto social nuestra seña de identidad", afirmó, "para no dejar a nadie en el 'sálvese quien pueda' y ayudar a la gente que tiene más necesidades". Por eso, apuntó que el presupuesto presentado incorpora el 52 por ciento en gasto social, "el mayor de la historia del Gobierno de España, para proteger a las personas que más lo necesitan", a los pensionistas, a los que quieren una beca, a los que quieren tener un hijo o a los que quieren acceder a una vivienda.

El presupuesto también busca la modernización del país. Por eso, "no podemos aceptar la receta de Rajoy, aunque tengamos algo de déficit, recortando el gasto público". Es que acaso, se preguntó, Rajoy "quiere paralizar la alta Velocidad a la Comunitat, o la inversión en vivienda para que las personas que no pude acceder a una vivienda libre puedan hacerlo a una VPO, o recortar en I+D".

Blanco aseguró que están dispuestos a "escuchar a Rajoy para que nos diga dónde quiere recortar. Y, si nos convence, podremos hablar" pero, seguro que "no tocaremos ni un euros del gasto social" del Gobierno de España. "No sacaremos ni un euro", apostilló.