9 de abril de 2020
28 de junio de 2008

Blanco insta al PSPV a "impulsar una renovación profunda" en su próximo congreso y a "abandonar la resignación"

Considera que "no se puede cerrar los ojos a los cambios" y explica que renovarse "no es sólo cambiar caras sino, buscar ideas"

VALENCIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, instó hoy a los socialistas valencianos a "impulsar una renovación profunda" en su próximo congreso, que tendrá lugar tras el verano, y les invitó a "abandonar la resignación". Consideró que "no se puede cerrar los ojos a los cambios" y explicó que renovarse "no es sólo cambiar caras sino, sobre todo, buscar ideas" para "sintonizar con los deseos de la nueva sociedad valenciana".

Blanco se pronunció de este modo en el discurso que ofreció esta mañana en Valencia con motivo de la celebración en esta ciudad de la Fiesta de la Rosa, que coincidió con la conmemoración del 30 aniversario del PSPV. En este acto tomaron parte también la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, y el presidente de la Gestora del PSPV-PSOE, Joan Lerma.

En la Fiesta de la Rosa, que tuvo lugar en el Parque del Oeste de la ciudad de Valencia, se dieron cita unas 3.000 personas militantes de las distintas agrupaciones del PSPV de la Comunidad Valenciana, entre ellos dirigentes y responsables políticos de esta formación, así como miembros de diferentes asociaciones y entidades.

El responsable de Organización socialista aseguró, "de corazón", a Lerma, al aludir al 30 aniversario del PSPV, que los años que él estuvo al frente de los socialistas valencianos y de la Generalitat fueron "los mejores" de esas tres décadas. Afirmó que Joan Lerma sigue siendo "una de las personas más queridas y apreciadas del conjunto de la sociedad valenciana".

Asimismo, valoró que en las pasadas elecciones cuatro de cada diez valencianos apoyaran al PSOE y rechazó a quienes quieren "aniquilar la voz del socialismo valenciano" sin tener en cuenta ese dato. Manifestó que los socialistas tienen una "gran tarea por delante", según apuntó, "saber interpretar a la sociedad y darle respuesta y seguridad para ganar su confianza".

Blanco consideró que para abordar esta tarea y lograr que el PSOE sea en la Comunidad la "fuerza del cambio" se cuenta con "una base sólida", aunque advirtió de que en ese camino y para "ganar" los socialistas no tienen que ganar "la confianza de unos compañeros y compañeras que cada día dan la piel para defender las siglas del partido" sino "sintonizar con los deseos de la nueva sociedad valenciana".

Precisó que estos deseos son de "avance" y "igualdad" y destacó que se ha de reconocer que desde las filas socialistas no se ha sido "capaz de conectar" con ellos, por lo que instó a "impulsar una renovación profunda" en el próximo congreso del PSPV. Señaló que esa renovación "no es sólo cambiar caras" sino "sobre todo, buscar las ideas y los proyectos que sean mayoritariamente reconocidos por la sociedad y que conecten con ella".

El responsable del PSOE confió en poder hacerlo porque el partido están "los mejores", que "lo único que tiene que hacer es ponerse a disposición de un proyecto de renovación y cambio de la sociedad valenciana", explicó. "No podemos cerrar los ojos a los cambios y a las transformaciones sociales, tenemos que tener la mirada atenta, escuchar a la gente, abandonar los debates endogámicos, superarnos a nosotros mismos y el falso debate por el poder", explicó.

Subrayó que el "poder" lo han de dar los ciudadanos con el voto y manifestó que éste no se consigue "con la resignación y acomodándose", además de asegurar que "lo primero que hay que tener como partido es ambición de ganar" y la "confianza" en ello. Instó así a "abandonar para siempre la resignación" y señaló que es "el momento de mirar hacia el futuro" con "un proyecto en el que tiene cabida todo el mundo y en el que no sobra nadie".

"GRAN PASO".

José Blanco apuntó que así se dará un "gran paso" que agradecerán los ciudadanos de Valencia, Alicante y Castellón que quieren ver a los socialistas con "fortaleza y vitalidad", y sostuvo que la "responsabilidad" del PSPV es que "las vacaciones" del presidente del Consejo, Francisco Camps, se acaben. Indicó que en ese empeño se contará con la "ayuda" del Gobierno central y con el apoyo de la dirección del PSOE.

Resaltó el "calor" que sentía entre los socialistas valencianos asistentes a la celebración de hoy, según dijo, un "calor bueno, fiable, de compañeros y compañeras" que creen en el proyecto que lidera el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. Estimó que se está "en un tiempo nuevo" en el que se ha de responder "a los desafíos" que hay por delante, tanto en la Comunidad Valenciana como en el resto de España.

Censuró el "victimismo" del PP en esta autonomía y sus críticas al Gobierno central por la falta de proyecto de los populares para "impulsar y modernizar, hacer más igualdad y más políticas sociales" en este región, dijo. Añadió que ese "cuento" se acabará esta legislatura, tras lo que afirmó que será el Gobierno central, con Rodríguez Zapatero y De la Vega, quien inaugurará en Comunidad la Alta Velocidad, el que garantizará el agua.

Por su lado, Joan Lerma resaltó la conmemoración este mes del 30 aniversario del PSPV y agradeció la generosidad mostrada por sus militantes a lo largo de estos años, tras los que se mostró "orgulloso" de "la unidad socialista" y "del partido que los valencianos han hecho para representar a los más necesitados".

"COMPLEJA" Y "PLURAL".

Indicó que es "fácil criticar al PSPV" pero destacó que se trata de una formación "compleja" y "plural" que "parte de diversas culturas socialistas" y que cuenta con "una riqueza interior inmensa" por haber recogido "diversas formas de entender la sociedad valenciana".

El también ex presidente de la Generalitat señaló que el PSPV ha tenido "un papel fundamental en la creación de la sociedad valenciana moderna" y lamentó que haya sido "a veces, poco reconocido" y acusado de agrupar "familias" a pesar de que éstas reflejan "las diversas culturas". mostró también su voluntad de hacer "cada vez más sólido" este partido porque "la sociedad valenciana ha cambiado a mejor" y los socialistas deben "cambiar también muchas cosas" para "estar en sintonía con ella".

Agregó que la "unidad" ha propiciado que el PSPV sea "un partido social e intelectualmente más potente que otros" y consideró que la "masa crítica" con la que cuenta debe ponerse "al servicio del ciudadano valenciano" para hacer "real" "el cambio que necesita este partido ahora para dar un nuevo impulso a la sociedad valenciana".