30 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

El BNG pide soluciones a Marín para evitar que el actual Grupo Mixto pague los "platos rotos" del desembarco de CC-NC

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Bloque Nacionalista Galego (BNG), formación mayoritaria del Grupo Mixto del Congreso, quiere que presidente de la Cámara, Manuel Marín, les dé alguna solución que impida que sus actuales miembros --BNG, CHA, EA y Na Bai-- paguen "los platos rotos" del desembarco en sus filas de los tres diputados que hasta ahora integraban el grupo parlamentario de Coalición Canaria-Nueva Canarias.

En declaraciones a Europa Press, Rodríguez no ocultó su malestar por la situación generada tras la decisión del líder de Nueva Canarias, Román Rodríguez, de integrarse en el Grupo Mixto, arrastrando consigo a los otros dos diputados elegidos por la lista de Coalición Canaria en las generales de 2004, que no podrán seguir funcionando como grupo parlamentario por no alcanzar el mínimo de diputados necesario para poder tener grupo propio.

Para Francisco Rodríguez, cuyo partido intentó sin éxito convertirse en grupo parlamentario con sólo dos diputados, esta situación es un "disparate democrático" que pone de manifiesto que el vigente Reglamento del Congreso es "perverso" porque va en contra de las fuerzas políticas que actúan con "claridad y lealtad". "Al final somos los que estamos legalmente y desde el principio de la legislatura en el Grupo Mixto los que pagamos los platos rotos de las broncas internas", se quejó.

CREAR SUBGRUPOS Y CONTAR CON MÁS TIEMPO.

Así, mostró su deseo de que ante esta "anormalidad" el presidente del Congreso aporte alguna solución. En este sentido, Rodríguez apuntó la posibilidad de crear varios 'subgrupos' dentro del Grupo Mixto o de solicitar que, en los grandes debates, y habida cuenta de que quedan poco más de tres meses de legislatura, se amplíe el tiempo reservado al Grupo Mixto para sus intervenciones.

"Hay subterfugios reglamentarios para que esta circunstancia no obstaculice el funcionamiento de los que estábamos allí. Lo que no vamos a consentir es ser nosotros los que paguemos los platos rotos de todo eso", insiste Rodríguez.

Precisamente, Rodríguez recordó que Coalición Canaria-Nueva Canarias logró tener grupo propio gracias a otro subterfugio, el que permitió que el PSOE le 'prestase' temporalmente dos de sus diputados para llegar a los cinco que se requieren para conformar un grupo parlamentario.

"Habrá que buscar soluciones prácticas que hagan posible este modelo de eliminación de un grupo parlamentario para que no se le cargue las consecuencias negativas a los miembros que estamos en el Mixto desde el inicio de la legislatura", concluyó.

MAÑANA, A DEBATE EN LA MESA.

La petición de Román Rodríguez para integrarse en el Grupo Mixto será analizada mañana por la Mesa del Congreso y previsiblemente, tanto su cambio de grupo, como la disolución del de Coalición Canaria-Nueva Canarias, se hará efectiva de forma automática.

El Grupo Mixto ya sumó formalmente un nuevo miembro hace un par de meses, cuando el parlamentario Joaquín Calomarde causó baja en el PP. El grupo pasó entonces de cinco a seis diputados y, con la llegada de los canarios, llegará a nueve miembros, entre los que tendrán que repartirse los tiempos para la intervención en los debates y los recursos que el Congreso les tiene asignados.

Esta nueva situación tendrá su primer efecto en el Debate sobre el estado de la Nación, ya que la llegada de tres nuevos diputados reducirá aún más el tiempo de intervención para debatir con el presidente del Gobierno y el cupo para la presentación de propuestas de resolución.