24 de agosto de 2019
  • Viernes, 23 de Agosto
  • 23 de febrero de 2008

    La bomba tenía entre 3 y 4 kilos de explosivo y estalló al tocarla el robot artificiero sin causar heridos

    La bomba tenía entre 3 y 4 kilos de explosivo y estalló al tocarla el robot artificiero sin causar heridos

    BILBAO, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La bomba colocada en una ventana del repetidor del monte Arnotegi, en las cercanías del Pagasarri a escasos kilómetros de Bilbao, contenía entre tres y cuatro kilogramos de explosivo, aún por determinar, y estalló en el momento en que fue tocada por el robot de los artificieros de la Ertzaintza, sin que se registraran heridos.

    Según informó la Ertzaintza a Europa Press, en la zona sólo se encontraban los artificieros después de que las patrullas desplegadas en la zona encontraran el explosivo, cuya colocación había sido anunciada a la DYA por un comunicante anónimo sobre las nueve de la mañana. El aviso advertía de que la bomba explotaría sobre las diez de la mañana, pero estalló dos horas más tarde a consecuencia de la intervención del citado robot.

    Desde el Ayuntamiento de Bilbao se informó de que, a consecuencia de este atentado, dos canales de las emisoras internas de la Policía Municipal han quedado dañados.