27 de mayo de 2019
16 de mayo de 2019

Bono cree que los independentistas no pueden "tener premio" tras vetar a Iceta

Dice que Sánchez puede apoyarse "en quien quiera" para gobernar y, "si es posible, poner freno al separatismo"

Bono cree que los independentistas no pueden "tener premio" tras vetar a Iceta
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 16 May. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Congreso José Bono ha avisado este jueves de que los independentistas catalanes deberán "pagar peaje político" tras haber vetado la designación como senador autonómico del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y que no pueden "tener premio" tras haberle cerrado la puerta para convertirse en presidente del Senado.

Así lo ha explicado Bono en declaraciones en el Congreso donde ha acudido a una comida organizada por la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, con sus antecesores, antes de despedirse del cargo el próximo lunes.

"Me ha dado mucha tristeza que hayan vetado de un modo tan poco dado a lo que son las costumbres parlamentarias a una persona que es inteligente, buena persona y que hubiese sido un magnífico presidente del Senado", ha dicho Bono.

En este contexto, ha acusado a los independentistas de "violentar el mandato constitucional" al romper la costumbre de apoyar a los senadores que designan los partidos a los que les corresponde proponerlos.

"Lo lamento y muchísimo, creo que tendrán que pagar peaje político, porque no está bien lo que han hecho y cuando se hacen las cosas mal no se puede esperar premio", ha remarcado.

NO HAY NADA EN RIESGO

Preguntado el veto a Iceta pone en riesgo la investidura de Sánchez, el también exministro de Defensa ha respondido: "Eso es mucho aventurarse, aquí en riesgo no hay nada; cuando hay una democracia bien asentada y firme y lo que abunda es gente sensata, riesgos no hay".

En cualquier caso, Bono ha rehusado decir en quién debería apoyarse Sánchez para gobernar. "En quien quiera, yo vengo hoy a comer ¿Cree que puedo cometer el error de decir por dónde tiene que ir mi partido?", ha contestado.

En este contexto, ha defendido que el PSOE "no es una partida de aventureros" y que los socialistas carecen de "una fundación" que les "uniforme a todos". "Tenemos la costumbre de pensar cada uno por sí mismo. Yo tengo, además, la de la disciplina y mis diferencias ceden no ya ante la disciplina, sino ante la responsabilidad compartida", ha abundado.

Así, tras reconocer que su opinión no ha coincidido siempre con la de la dirección del partido, ha expresado su deseo de que el PSOE "gobierne", trabajando "por los que más lo necesitan" y para "poner freno, si es posible, a la secesión y el separatismo".

Contador

Lo más leído en España