6 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Bono elogia a Colin Powel por su apoyo a Obama y cree que es "un ejemplo a seguir" por los políticos

"Si el discurso de un adversario nos hace cambiar alguna vez de criterio, no estaría mal que alguna vez nos hiciera cambiar de voto".

MÉRIDA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso de los Diputados y ex ministro de Defensa, José Bono, elogió hoy la decisión del ex secretario de Estado de Estados Unidos con George Bush, Colin Powell, de dar su apoyo público al candidato a la presidencia de su país Barack Obama, a pesar de que este último milita en el Partido Demócrata. Para Bono se trata de un apoyo "evocador de una reciedumbre del sistema democrático".

José Bono citó la decisión de Colin Powell como un ejemplo a seguir por los políticos tras referirse a una famosa frase de un diputado español del siglo XIX, quien dijo: "el discurso de mis adversarios alguna vez me ha hecho cambiar de opinión, pero jamás de voto". Para el presidente del Congreso se trata de un aserto que "siendo cierto, no deja de tener ribetes escandalosos", y abogó por cambiar esta tendencia en el parlamentarismo actual "porque si el discurso de un adversario nos hace cambiar alguna vez de criterio, no estaría mal que alguna vez nos hiciera cambiar de voto".

Bono efectuó esta reflexión durante el discurso que pronunció con motivo de la apertura de la novena edición del certamen 'Ágora', que organiza cada año el Gabinete de Iniciativas Transfronterizas de la Junta de Extremadura con el fin es estrechar las relaciones entre España y Portugal en los ámbitos institucional, cultural y social.

RESPETO A LA UE

El ex ministro valoró en particular que el principal asunto de debate en esta edición de 'Ágora' sea la política de defensa común, bajo el epígrafe 'Un viraje histórico: una visión conjunta de la seguridad y la defensa'. Al respecto, José Bono se mostró como un defensor de que la Unión Europea avance en la política común de defensa, porque "no puede admitirse, en régimen de modernidad, que un grupo de países unidos no tenga capacidades militares".

"Cómo ha de respetarse una Unión que lo que da son buenos consejos", se preguntó en tono retórico Bono, quien apostilló acto seguido que dicha unión, en alusión implícita a la UE, "no tendría precio como consiliaria" o como "organización religiosa", pero no como organización política. Puntualizó que la "fuerza" de una organización política no sólo viene dada por la "autoridad de un discurso", sino en particular por su "eficacia en mantener la ley" frente a aquellos que "se levantan todos los días intentando que no se cumpla", como los terroristas.

Por tal motivo, José Bono se mostró partidario de que los países "además de intercambiar discursos" intercambien también "medidas de seguridad y defensa", y "en lo que a eficacia se refiere", puso como ejemplo a seguir el de la OTAN, como la organización "más eficacia" existente en la actualidad para hacer "cumplir los mandatos de Naciones Unidas".

Sobre este último punto, subrayó que los españoles pueden estar "orgullosos" del "respeto a la legalidad internacional" que demuestra su país "no participando en guerras ilícitas e inmorales", pero con vocación de "estar preparados para mantener la justicia" en el "orden" que establecen las decisiones de Naciones Unidas.