16 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Camps y Aguirre dicen que no habrá quien "pare" a sus comunidades con la llegada del AVE

VALENCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, y su homóloga de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, destacaron hoy que las comunidades autónomas que ambos presiden son "ejemplos de crecimiento" y de "generación de prosperidad" e "ideas", al tiempo que aseguraron que cuando el tren de alta velocidad (AVE) "sea una realidad" entre ambos territorios, "no habrá quien los pare".

Ambos mandatarios populares comparecieron hoy ante los medios de comunicación junto al presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Francisco Pons, antes de participar en el pleno-almuerzo de la entidad, celebrado hoy en el Hotel Melià Palace de la capital valenciana. En el acto, Camps aseveró que "la historia de España del siglo XXI puede y debe pasar por el eje Comunidad de Madrid-Comunidad Valenciana", al igual que la de los siglos XIX y XX "se escribió desde otros territorios", mientras "aquí no pasaba nunca nada". Ambas regiones "estarán en primera línea", sentenció.

En la misma línea, resaltó que son "dos ejemplos de comunidades que quieren liderar la España moderna" y que suman "once millones de ciudadanos" y "una parte muy importante de nuestra riqueza". "El día que el AVE sea una realidad ya no habrá quien nos pare", insistió Camps", quien aseguró que "la conexión aeroportuaria, portuaria, ferroviaria y viaria va a hacer de este espacio un espacio imparable de crecimiento económico, de generación de prosperidad y de crecimiento demográfico y de empleo".

El jefe del Consell agregó que ambas regiones están además "al servicio de toda España", de modo que en la actualidad "damos al resto más de lo que recibimos" y ello, dijo, pese a que "junto con otras dos comunidades autónomas, más del 50 por ciento de la población vive en nuestro territorio". Así, avanzó que trabajarán "con el liderazgo claro de quien sabe que, con prosperidad, también se tiene que ser leal".

Camps destacó que Madrid y Valencia son "el ejemplo de la España moderna, potente, que crece, próspera, sin complejos y que sabe perfectamente hacia dónde ha de encaminar sus pasos", así como de "sociedades dinámicas que han mirado al futuro con tranquilidad pero también con la ambición suficiente para salir adelante respecto de los complejos" en un contexto como el actual de globalización, y "también desde el punto de vista de la ordenación del territorio y de la generación de bienestar", agregó.

Valoró además el "numerosísimo" grupo de empresarios existentes en las dos comunidades y que, según dijo, "hacen posible esa apuesta por la prosperidad y la creación de empleo".

Por último, subrayó que Aguirre constituye "el ejemplo claro de líder político de discurso claro, potente, sin ningún tipo de rubor", que sabe marcar "el camino más adecuado", y las "reivindicaciones concretas" y el "esfuerzo colectivo y consorciado" que debe realizarse y que, a su juicio, han situado a la Comunidad de Madrid "a las puertas del cielo", y "del paraíso de las regiones de prosperidad y de apuesta de futuro", así como "de las regiones europeas que son modelo y son referencia inexcusable".

EL PAPEL DE LOS EMPRESARIOS

Esperanza Aguirre suscribió todas las afirmaciones de su homólogo valenciano, remarcó que el AVE es "absolutamente esencial" y señaló que los populares creen "en el modelo que ha generado bienestar, prosperidad, empleo y riqueza", a lo que añadió que la Comunidad de Madrid y la Valenciana "son dos ejemplos de crecimiento, de generación de ideas y de creatividad".

Además, la responsable popular hizo hincapié en el papel de los empresarios en "la generación de riqueza, de empleo y de prosperidad", tarea a la que los poderes públicos contribuyen con la generación de "un marco de confianza y de estabilidad", además de con su apoyo a "la creatividad, las ganas de prosperar y de mejorar" de todos los ciudadanos, apuntó.

AGUIRRE: "BAJAR LOS IMPUESTOS"

Respecto al modelo impulsado en la Comunidad de Madrid, explicó que es "de ortodoxia economía y financiera" y consiste en "bajar los impuestos siempre que se puede, no subir ninguno y no gastar más de lo que se ingresa". Así, valoró la supresión de los impuesto de sucesiones y donaciones, la bajada en un punto del IRPF, y el anuncio de los populares "antes de que lo hiciera José Luis Rodríguez Zapatero, de suprimir el impuesto de patrimonio". Sobre este punto, se congratuló del anuncio de Zapatero, aunque recordó que el PSOE "votó en contra en la Asamblea de Madrid".

Por su parte, el presidente de AVE valoró el "gran desarrollo" y los "espectaculares ratios" que presentan ambas regiones y apostó por fomentar la "cooperación" entre las mismas para potenciar su desarrollo "a través de las infraestructuras como el AVE, el Corredor Mediterráneo o el puerto", tareas para las que confió en contar con el apoyo de las Administraciones.