15 de octubre de 2019
12 de marzo de 2009

Camps anuncia su presencia en la manifestación del 18 de marzo en defensa del trasvase Tajo-Segura

VALENCIA, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, anunció hoy en las Cortes regionales su presencia en la manifestación en defensa del trasvase Tajo-Segura del próximo 18 de marzo en Murcia, y advirtió de que en Alicante, sí desapareciese esta infraestructura, "se destruiría más del 10 por ciento del empleo de la provincia, cerca de medio millón de alicantinos se quedarían sin recursos para abastecimiento y el déficit hídrico, estimado en el PHN en 270 Hm3/año, pasaría a ser de más de 400 Hm3/año".

Camps, que se expresó de esta manera en la sesión de control tras la pregunta formulada por el portavoz del PP, Ricardo Costa, añadió que con el fin del Tajo-Segura, "desparecerían 170 Hm3 de agua al año, lo que representa la mitad de los recursos superficiales disponibles en la provincia", ya que proporciona agua a la mitad de la superficie de regadío de Alicante; 34 municipios alicantinos, incluidos Elx y Alicante.

En este sentido, explicó que en las áreas urbanas de uso del trasvase viven más de 2,5 millones de habitantes, desarrollan su actividad 110.000 empresas que generan 890.000 empleos, existen 6.600 establecimientos turísticos, y los regadíos intensivos dedicados a hortalizas, citricultura y frutales procuran unos ingresos de 2.300 millones y 107.000 empleos.

Asimismo, comentó que le parece bien que los socialistas valencianos se manifiesten también el 18 de marzo, "pero la manifestación lo tiene en la calle y lo tiene que ser en el Parlamento". Por eso, añadió que es importante que se diga "claramente" cuál será la postura de los parlamentarios del PSOE "en el momento en el que se les ponga en la disyuntiva de sí o no a la caducidad del trasvase del Tajo al Segura".

En otro momento, recordó el presidente de la Generalitat, "ya lo comprobamos", cuando los parlamentarios valencianos del PP "dijeron sí" al trasvase del Ebro y los del PSOE "dijeron no".

Por otro lado, Camps destacó que "desde el primero momento" han mantenido al mismo discurso de defensa del trasvase del Ebro, a pesar de que se les decía, lamentó, que eso era "seguir mirando al pasado y ser un freno" para la Comunitat. Sin embargo, "con la convicción" de que defender el trasvase del Ebro estábamos en el planteamiento de que eso era defender a la Comunitat porque es la "única posibilidad para su futuro de agua", agregó.

Así, volver a hablar de agua con el Tajo-Segura es "mantener la línea que durante este tiempo nos ha dado la fuerza en cuanto al discurso de una cuestión capital, que otros creyeron que tenía que ser subsidiaria y que nosotros entendimos que no debíamos dejar nunca de lado", afirmó.

"TALANTE DESECADOR"

Por su parte, el síndic popular durante la formulación de la pregunta, criticó al Gobierno socialista y su política hídrica, por "ceder al chantaje" de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) al derogar el trasvase del Ebro y porque ahora el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, el "dúo abortista", pretenden la caducidad del Tajo-Segura, señaló. "Han puesto hasta un plazo para la muerte del Tajo-Segura", el 2015.

Además, apuntó que "ahora que están de moda para el Gobierno socialista las leyes de plazos, ponen plazo hasta a la vida de las comarcas de las comarcas del sur de Alicante". "Este es el talante desecador de Zapatero" con la Comunitat, apostilló.

Asimismo, señaló que parece que Zapatero tenga el "síndrome de Clint Eastwood", porque "quiere convertir a la Comunitat en un desierto para rodar películas del oeste y ver si da empleo a los 3,5 millones de parados que ha generado su gestión".

Costa también recordó la manifestación del 18 de marzo en la que el PSPV estará "sólo si sus diputados nacionales y senadores votan en contra de la caducidad del Tajo-Segura".