19 de enero de 2020
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 4 de abril de 2008

    Camps reclama la recuperación del PHN por ser un "modelo total, absoluto, completo, cerrado y coherente" para España

    VALENCIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, instó hoy a que se recupere el Plan Hidrológico Nacional que redactó el gobierno del PP, que definió como un "modelo total, absoluto, completo, cerrado y coherente" para España y "la vía más rápida" para resolver los problemas hídricos.

    El presidente instó a que el Congreso de los Diputados "se reuna lo antes posible" y apruebe el Plan Hidrológico Nacional tal como quedó configurado en la última legislatura que gobernó el Partido Popular para que se actúe "rápidamente" en Aragón, en Cataluña y en las cuencas mediterráneas deficitarias del sur de España, porque "no hay otra solución" ni "alternativa".

    El PHN, defendió, "solucionaba los problemas de agua de Aragón, de Cataluña, de la Comunitat Valenciana, de Murcia y Andalucía" y de otros lugares de España, entre los que citó Castilla la Mancha, Castilla León, Galicia o la cuenca cantábrica. Era, aseveró, "un modelo total, absoluto, completo, cerrado y coherente para el futuro del agua de todo nuestro país".

    Asimismo, manifestó que este proyecto es "lugar de encuentro de regantes, técnicos, políticos, territorios, estudios e iniciativas como nunca jamás se había hecho en documento alguno" y tras afirmar que los proyectos están redactados y muchos de ellos licitados, dijo que es "la vía más rápida para que Barcelona, Aragón, las comunidades del mediterráneo tengamos agua".

    Camps indicó que el presidente del Gobierno, José Luis Rodriguez Zapatero, tendría que reconocer públicamente que "se equivocó, es verdad que bajo el chantaje terrible del independentismo catalanista de Carod-Rovira, derogando el trasvase del agua del Ebro", que era "para la Comunitat Valenciana, Murcia, Almería y también de forma fundamental, para el área metropolitana de Barcelona" la forma de resolver los problemas hídricos.

    Igualmente, criticó que "estos cuatro años de demagogia han hecho que hayamos perdido años de inversiones y de apuesta de futuro necesarios para solucionar problemas de agua de algunas zonas de España".

    Calificó de "triste y lamentable opción la que decidió adoptar Rodriguez Zapatero hace cuatro años" al derogar el trasvase y recordó que "lo hizo por decreto ley, sin negociación alguna, sin escuchar a las partes interesadas", y "a espaldas de las necesidades de los españoles". Camps indicó que hoy se vive en Barcelona una situación "crítica en materia de recursos hídricos de agua para beber por aquella decisión lamentable de Zapatero en aquel momento".

    El presidente se refirió a "la imagen de Zapatero completamente sólo hoy, en una reunión internacional" como "la más clarificadora de la imagen de Zapatero sólo ante decisiones obligadas todas ellas por los independentistas catalanes".

    Asimismo, aseguró que Aragón "durante estos cuatro años no ha tenido sus inversiones del Pacto del Agua", por lo que Zapatero les ha "engañado", al igual que a los catalanes, "y hoy Barcelona está empezando a pagar las consecuencias de una decisión irresponsable", así como a los valencianos, murcianos y andaluces.

    Camps recordó que han insistido en que "no había alternativa alguna" al trasvase del Ebro, que era "todo mentira", y lamentó que hoy se hable del trasvase "de un río que va a incorporar agua al Ebro" y no "del agua que se tira al mar", y criticó la "demagogia" que esto supone.

    ESCANDALO POLITICO NACIONAL

    El presidente lamentó que se paralice el trasvase del Ebro mientras "a escondidas de la opinión pública, mediante negociaciones a oscuras para que no fuese debate político de las elecciones generales" se pretenda "llevar el agua de un río que lo que hace es incrementar los caudales hídricos del Ebro". Camps calificó esta situación de "escándalo político nacional de una magnitud que jamás había conocido a lo largo de toda la democracia".

    También afirmó que si alguien sufre por problemas de agua, el responsable es "personalmente" Zapatero, porque fue quien tomó la decisión de "hacer caso a Carod Rovira", aunque ahora, indicó, los primeros perjudicados de la derogación del trasvase del Ebro son los propios barceloneses.

    ATAQUES AL MODELO VALENCIANO

    Por otra parte, el presidente lamentó que los socialistas tengan una "constante participación como actor directo en los ataques contra el modelo de crecimiento de la Comunitat Valenciana que se están realizando desde Europa" y lamentó que Zapatero "tampoco está defendiendo los intereses de los valencianos en Europa en cuanto al desarrollo de nuestro territorio".

    Así, se preguntó "¿quien va a defender el empleo y la prosperidad en Europa si son los socialistas los primeros, en connivencia con otros socialistas del resto de Europa, en atacar los intereses económicos y sociales de nuestra tierra?".

    También indicó que existen sectores que lo están pasando mal y se volvió a preguntar "¿cómo es poible que el socialismo esté empujando a esos sectores con declaraciones que no tienen nombre, gerenado inquietud y siendo provocadores directos de los problemas económicos, sociales y de empleo que podamos ver en los próximos meses en ciertos sectores económicos?", y les acusó de "irresponsabilidad".