29 de noviembre de 2020
21 de agosto de 2007

CANARIAS.-Gobierno autonómico y Cabildo de Gran Canaria elaborarán un "decálogo de errores" tras los incendios de este verano

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 21 Ago. (EP/IP) -

Gobierno de Canarias y Cabildo de Gran Canaria elaborarán un "decálogo de errores" basado en la experiencia de los incendios de este verano en las islas "para no volver a cometer las mismas equivocaciones en las labores de extinción", explicó hoy el consejero del área en la institución insular, Juan Salvador León.

Ambas administraciones presentaron hoy un plan de acciones de prevención y recuperación de las zonas más afectadas por el fuego, en el que trabajarán coordinadamente y en colaboración con los vecinos de las poblaciones cercanas, "que cuentan con una sabiduría del lugar que nos puede servir de mucha ayuda", apostilló León.

Ese plan de acciones de la viceconsejería de Medio Ambiente y el Cabildo de Gran Canaria para prevenir futuros incendios incluye la instalación de oficinas de atención ciudadana en materia medioambiental en las poblaciones más alejadas de la capital grancanaria, con vistas a "convertir a la administración pública en aliada del ciudadano", informaron hoy en rueda de prensa el consejero Juan Salvador León y el viceconsejero de Medio Ambiente del Ejecutivo autónomo, Cándido Padrón.

Dichas instalaciones resolverán sencillos trámites administrativos como autorizaciones, licencias, permisos y tramitación de pagos que evitarán "molestos desplazamientos a los interesados a la capital grancanaria".

La iniciativa intentará, en la medida de lo posible, mejorar la imagen que el ciudadano tiene de la administración pública tras la devastación causada por el incendio en la Isla y convertir al personal técnico en medio ambiente procedente de ambas administraciones en "aliado del ciudadano". Es una de las iniciativas de un "plan de acciones" que ha comenzado a ejecutarse hoy y que los técnicos ultimarán este miércoles en virtud de un segundo encuentro.

Otro de los acuerdos alcanzados apunta a la ejecución inmediata de labores de limpieza en la corona forestal de la isla, barrancos y cauces y en zonas de montes con poblaciones cercanas como primera medida de choque contra la erosión y ante la posibilidad de inundaciones en caso de lluvias.

Para ello los técnicos del Cabildo ya han comenzado a trabajar en dos de las áreas más afectadas por las llamas en Gran Canaria y que cumplen dichos requisitos, Cercados de Araña y Fataga, ampliándose el radio de actuación a Veneguera y Barranquillo de San Andrés desde el próximo jueves.

En este contexto, Cándido Padrón, reseñó la necesidad de "replantear un uso forestal diferente en las zonas de montes cercanas a poblaciones con el fin de efectuar una eficaz protección de cara al futuro".