22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    Carod anima al Instituto Cervantes a seguir promoviendo en Berlín la cultura catalana

    BERLÍN (ALEMANIA), 4 Abr. (del enviado especial de EUROPA PRESS, Marc Colomer) -

    El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, instó hoy al Instituto Cervantes a que "continúe promoviendo" la cultura catalana en Berlín cediendo sus espacios al Institut Ramon Llull (IRL) para impartir clases de catalán.

    Durante una visita a una exposición en la sede del Instituto, Carod dedicó un ejemplar de su libro 'Noms que perduren' (Nombres que perduran): "A la biblioteca del Instituto Cervantes, animándoles a que continúen promoviendo el conocimiento de la cultura catalana".

    Lo dijo al visitar junto al director de esta sede del Cervantes, Gaspar Cano, la exposición 'Block W.B. La idea de un pensamiento que crea imágenes', una aproximación al filósofo judío Walter Benjamin interpretado por el artista Francesc Abad.

    La muestra repasa en concreto las tesis filosóficas de Walter Benjamin --que se suicidó en Portbou (Girona) tras intentar escapar de los nazis-- relacionadas con pasajes de la memoria histórica de Abad.

    Acompañó a Carod el ministro consejero de la Embajada española en Alemania, Carlos Sáez de Tejada; el director del IRL, Josep Bargalló, y la secretaria de Exteriores de la Generalitat, Rosa Clavell, entre otros.

    El vicepresidente conversó con las dos profesoras de catalán del IRL que imparten clases cada trimestre y de forma ininterrumpida para una veintena de alumnos alemanes.

    De hecho, la sede del Cervantes de Berlín, según explicaron las profesoras a Europa Press, es de las más activas de Alemania en la enseñanza de clases de catalán.

    También se ofrece la enseñanza de euskara --solicitada principalmente por vascos que viven en Berlín y que no hablan el euskara-- y de gallego --lengua que sólo ha conseguido formar un grupo de alumnos en 12 años--.

    CATALÁN PARA TRADUCIR EL ESTATUT.

    Los alumnos que solicitan aprender catalán en Berlín son, mayoritariamente, adultos con algun tipo de vínculo afectivo con Catalunya. Los jóvenes --explicaron las profesoras-- optan por aprenderlo en la universidad, donde los cursos son gratuitos.

    En total hay unos 1.500 alumnos que estudian catalán en Alemania, y 24 universidades donde se imparte esta lengua, un número considerable en relación con las seis de España donde se enseña esta lengua.

    Entre los alumnos hay actualmente un abogado alemán que, en su tarea para ampliar conocimientos de las realidades jurídicas europeas, se propuso traducir al alemán los estatutos de autonomía de Catalunya, desde el de Núria de 1931 hasta el actual.

    También aprende catalán en Berlín, en un ejercicio de recuperación de sus raíces, una de las nietas del historiador, arqueólogo e archivero catalán Agustí Duran Sanpere.

    Se da la coincidencia de que la sede del Instituto Cervantes en Berlín está justo al lado del edificio que usó en su momento la Gestapo como centro de detención de judíos de Alemania, y por donde seguramente hubiera tenido que pasar Walter Benjamín de no haberse suicidado en Portbou por miedo a ser detenido por los nazis.