4 de junio de 2020
2 de abril de 2020

Casado sigue su ronda de consultas y se reunirá este viernes con los líderes de UGT, CC.OO. y CSIF

Casado sigue su ronda de consultas y se reunirá este viernes con los líderes de UGT, CC.OO. y CSIF
El líder del PP, Pablo Casado, se reúne con el presidente de ATA, Lorenzo Amor, por videoconferencia para analizar la situación de los autónomos. Madrid, a 1 de abril de 2020. - DAVID MUDARRA (PP)

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, seguirá este viernes su ronda de consultas con los agentes sociales en el marco de la crisis del coronavirus y se reunirá por videoconferencia con los máximos responsables sindicales de Comisiones Obreras, UGT y CSIF.

En primer lugar, Casado mantendrá un encuentro con el secretario general de CC.OO., Unai Sordo, y a su término se verá también por vía telemática con el presidente de CSIF, Miguel Borra, con el que podrá intercambiar puntos de vista sobre la situación de los funcionarios.

Su agenda de este viernes se completará con una reunión con el secretario general de UGT, José María Álvarez, quien podrá exponer también al líder de los 'populares' sus preocupaciones y reivindicaciones ante esta pandemia, que ya se ha cobrado más de 10.000 fallecidos.

YA SE HA VISTO CON ATA Y CON LA CEOE

Esta reunión se produce justo después de las que Casado ha mantenido --también por videoconferencia-- con el presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, y con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi.

Ante la "devastación" económica que se avecina con el coronavirus, el PP considera que no hay que olvidar a las pymes y autónomos. "Frente al monólogo social del Gobierno nosotros escuchamos a los autónomos", dijo Casado el miércoles tras su reunión con Amor, en la que ambos defendieron suprimir las cuotas a este colectivo si hay cero ingresos durante el estado de alarma.

En el caso de la CEOE, Casado y el presidente de la patronal, Antonio Garamendi, han coincidido este jueves en que las empresas españolas necesitan "liquidez inmediata", no solo crédito, para no cerrar ante la crisis provocada por el coronavirus.