22 de agosto de 2019
7 de octubre de 2009

Caso Hacienda.- De la Rosa se enfrenta hoy a ocho años de cárcel y 4,1 millones de multa

BARCELONA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

El financiero Javier de la Rosa se enfrenta hoy a ocho años de cárcel y a un multa de 4,1 millones de euros por el denominado 'caso Hacienda' sobre supuestos pagos en cuentas suizas en los años 90 a los altos cargos de Hacienda en Cataluña, José María Huguet y Ernesto Aguiar, para sobornarles y evitar o amañar inspecciones en sus empresas.

Un día después de declarar el abogado Juan José Folchi, también imputado, De la Rosa responderá en la Audiencia de Barcelona a las acusaciones del Fiscal por los delitos de cohecho, prevaricación y falsedad documental. El empresario se sienta por enésima vez ante un tribunal y ahora está en prisión por condenas similares relacionadas con el caso Kio y el Grand Tibidabo.

En su escrito, los fiscales explican que De la Rosa y Folchi decidieron "ganarse los favores profesionales" de Huguet ingresando importantes cantidades en una cuenta bancaria que éste tenía en Suiza.

Para la Fiscalía, con estos pagos, De la Rosa y Folchi pretendían que las inspecciones del Grupo Torras --que el empresario dirigió entre 1986 y 1992-- fueran "ineficaces" y "sólo aparentes", para que no se descubriera la deuda tributaria real derivada de distintas operaciones mercantiles.

Así, a instancias de De la Rosa y Folchi, Huguet presuntamente se dispuso a paralizar y denegar inspecciones, a mentir en las diligencias y a extender actas de conformidad que no reflejaban la realidad tributaria de Torras. Todo ello, según la Fiscalía, con la colaboración del inspector Abella, jefe regional encargado de las inmobiliarias.

Ni Huguet ni Folchi han desmentido los pagos a cuentas suizas y ambos han asegurado que De la Rosa los conocía y los autorizó. En lo que discrepan es en el motivo de los ingresos en esas cuentas. Mientras que Huguet aseguró que los pagos eran para esconder al fisco beneficios obtenidos en la Bolsa, Folchi explicó ayer que desconocía que los pagos eran también para Huguet y que pensaba que sólo eran para pagar a Aguiar su asesoramiento.

De la Rosa tendrá que responder si conocía estos pagos, y si así era, justificarlos. Justamente la defensa de De la Rosa intentará demostrar que él fue implicado en la trama por necesidad de Folchi.