29 de mayo de 2020
11 de junio de 2008

Cataluña apuesta por la vigilancia para evitar la reincidencia de excarcelados como el 'segundo violador del Eixample'

BARCELONA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Justicia, Montserrat Tura, aseguró hoy que el nuevo caso de reincidencia de Alejandro Martínez Singul, más conocido como el 'segundo violador del Eixample', pone de manifiesto la necesidad de modificar la ley para controlar a los excarcelados por delitos que presenten un alto riesgo de reincidencia, a través de la denominada 'vigilancia de conducta'.

"Estaría muy contenta de que aquellos que pueden convertir las recomendaciones en norma, lo hagan", afirmó Tura, quien recordó que la 'vigilancia de conducta' es una de las recomendaciones formuladas por la comisión de expertos creada en Cataluña para disminuir la reincidencia de ex reclusos condenados por delitos graves, como violaciones y asesinatos.

La comisión, presidida por el ex fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), José María Mena, también propuso crear bases de ADN que puedan ser consultadas por todas las fuerzas de seguridad, así como otras medidas para reducir los índices de reincidencia de los violadores y los asesinos.

Sin embargo, para poder aplicar esas recomendaciones es necesario modificar la legislación española. Pese a ser competencia del Gobierno, Tura comparecerá mañana en el Parlamento, acompañada de Mena y de la Fiscal Superior de Cataluña, Teresa Compete, para presentar las conclusiones de la comisión de expertos.

La consejera se encontraba hoy en el Palacio de Justicia, que hoy cumple cien años, para presentar el proyecto de rehabilitación del edificio, unas obras que está previsto que duren cuatro años y que cuentan con un presupuesto aproximado de nueve millones de euros.

EL 'SEGUNDO VIOLADOR DEL EXIXAMPLE' REINCIDE EN FRANCIA.

Martínez Singul fue excarcelado en mayo de 2007, tras cumplir 16 años de prisión por cinco violaciones, cinco agresiones sexuales y cuatro intentos de agresión sexual frustradas, a menores de entre nueve y diecisiete años. Durante ese tiempo, fue sometido sin éxito a distintos programas de rehabilitación, y la Consejería de Justicia advirtió del alto riesgo de reincidencia.

La Consejería de Justicia alertó de que no estaba rehabilitado y presentaba un alto riesgo de reincidencia, y la Fiscalía Superior de Cataluña ordenó a los Mossos d'Esquadra que lo siguieran de forma esporádica, por lo que la Policía autonómica descubrió que Martínez Singul se había establecido en Perpignan (Francia), de donde regresó 'precipitada y sospechosamente no mucho después'.

La colaboración entre las fiscalías catalanas y perpiñanesa permitió identificar a como autor de un delito de exhibicionismo a menores, por el que fue condenado en rebeldía a un año de prisión y detenido el lunes en Cardedeu (Barcelona).