11 de diciembre de 2019
18 de noviembre de 2019

Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo conmemora el Día de la Memoria dando voz a heridos en atentados terroristas

Celebra un homenaje en Vitoria con cuatro testimonios de víctimas y familiares

Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo conmemora el Día de la Memoria dando voz a heridos en atentados terroristas
Centro Memorial de Víctimas del Terrorismo conmemora el Día de la Memoria dando voz a heridos en atentados terroristas - EUROPA PRESS

VITORIA, 18 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo ha conmemorado este lunes el Día de la Memoria con un acto celebrado en Vitoria en el que víctimas del terrorismo, en este acaso a heridos o familiares de heridos, han ofrecido su testimonio.

El Día de la Memoria se celebra cada 10 de noviembre, sin embargo, al coincidir con la convocatoria electoral, el Centro Memorial ha trasladado la conmemoración de esta fecha a este lunes 18 de noviembre, con un acto que ha tenido lugar en el salón de actos de la Subdelegación del Gobierno en Álava.

Los heridos por el terrorismo y sus familiares han sido los protagonistas de este Día de la Memoria, en un acto presentado por la fundadora de Zaitu, Asun Olaeta, donde se han dado a conocer los testimonios de cuatro heridos o familiares, que han sobrevivido a atentados terroristas.

El homenaje ha contado con la presencia del delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza; el director del Memorial, Florencio Domínguez; la presidenta del Parlamento Vasco, Bakartxo Tejeria; la directora de Gogora, Aintzane Ezenarro; y el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran.

El acto ha comenzado con el testimonio en primera persona de Enrique Barañano Zuazua, ertzaina herido en el atentado de ETA contra la comisaría de Ondarroa en el año 2008. Barañano ha explicado que tras el atentado padeció estrés postraumático que le dejó "totalmente anulado". "Dejé de ser persona, tenía miedo, temía otro atentado, pensaba que me seguían. No podía hacer ni las tareas más insignificantes. No quería ser víctima del terrorismo. No quería una segunda victimización; solo quería paz", ha señalado.

Tras mostrarse orgulloso de "ser policía y servir a los ciudadanos", ha destacado que tras el atentado ha aprendido que "ante el terrorismo ninguna ikurriña, uniforme, txapela, idioma sirve de protección". "Por ello, tenemos que ayudarnos los policías de los distintos cuerpos", ha defendido.

Asimismo, ha animado a todas las víctimas del terrorismo para a estar "unidos, respetarnos y exigir justicia para resolver los crímenes no resueltos". "Deseo de todo corazón a los miles de personas que tenéis secuelas psicológicas, os quietéis esa mochila, os recuperéis y podáis rehacer vuestra vida porque os necesitamos", ha concluido.

A continuación, ha tomado la palabra Rachid El Jaddani, ciudadano hispano-marroquí herido en los atentados del terrorismo yihadista del 11 de marzo de 2004 en Madrid. En su intervención ha recordado que en la estación de Atocha mucha gente perdió su vida y ha agradecido al Ministerio del Interior, a la Policía Nacional, la Guardia Civil el trabajo y apoyo recibido.

Juan José Aliste Fernández, comandante del Ejército herido en atentado de ETA en Salamanca en 1995 y presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León ha centrado su intervención en cómo recibió su entorno la noticia de su atentado.

También ha destacado que tras estar una semana en la UVI se despertó con sus dos piernas amputadas y heridas en cara y manos. No obstante, cree que ha sido de los "grandes afortunados" entre las víctimas del terrorismo porque creyó que había sufrido un reventón del motor del coche, cuando lo que explotó fue una bomba-lapa colocada por ETA. "Por suerte no he tenido nunca un mal sueño de haber tenido un atentado terrorista. Creo que eso fue fundamental", ha indicado.

Aliste ha señalado que tras el atentado tuvo que "adaptarse a las circunstancias", ya que "lo que antes era un simple bordillo", comenzó a tener "gran importancia" porque no podría acceder a la mayoría de los sitios con la silla de ruedas y los paseos y rutas en familia se "cortaron".

En último lugar ha intervenido Maribel Lolo Vázquez, hija del policía municipal Jesús Lolo Jato, herido en atentado en Portugalete en 1978 y fallecido en 2003. Maribel ha explicado que cuando su padre sufrió en atentado ella tenía cuatro años y ha destacado que la bala que le produjo lesiones medulares a su padre "arrebató los buenos momentos". "Esa bala nos atravesó a mi ama y a mi", ha subrayado.

PERDÓN DESDE EL PRINCIPIO

Asimismo, ha destacado que su padre perdonó a la persona que le disparó "desde el primer momento" y le dijo a su madre que "podría haber disparado al etarra pero que no quería llevar el cargo de conciencia de haber matado a una persona, en este caso su asesino".

En este sentido, ha subrayado que ese atentado "destrozó a su familia" pero ha señalado que el odio en su casa "nunca ha existido" porque "no lleva a ninguna parte" y ha destacado que la fe les ha ayudado a superar esta situación.

"Vivimos una vez y no podemos darle en beneplácito a los terroristas de darles ese dolor. Nunca hemos tomado la justicia de nuestra mano. Hemos dado todo un ejemplo de valentía, no diremos lo mismo de los terroristas que siempre utilizaron el tiro en la nuca o coche bomba. En una palabra, asesinos cobardes", ha indicado.

Finalmente, ha lamentado la "falta de apoyo institucional y por parte de la Iglesia vasca" afirmando que su madre y ella han estado "solas y abandonadas" y ha criticado a la "sociedad vasca cobarde y cómplice que hoy sigue votando a los asesinos que están en las instituciones y que forman parte del proyecto político de ETA que sigue vivo".

"No hay que olvidar lo ocurrido. No podemos permitir que se intente blanquear la historia. No se puede educar a las nuevas generaciones en el odio y tampoco que vean algo normal que se homenajee a personas que han sido condenadas por asesinatos", ha reclamado antes de denunciar que "es muy triste ver cómo se ha dejado a los terroristas escribir la parte final".

Contador

Para leer más


Lo más leído en España