20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 28 de junio de 2008

    Chaves afirma que España saldrá de la crisis económica "más bien pronto" y censura que el PP se "regodea"

    Arranca en Burlada el Congreso Regional del PSN con un recuerdo especial al secretario general del partido fallecido, Carlos Chivite

    BURLADA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente del PSOE, Manuel Chaves, afirmó hoy que España saldrá de la crisis económica "más bien pronto" a través del diálogo social, ayudando a las familias, a los trabajadores, a las empresas y reactivando la economía. Manifestó que los socialistas no esperan nada del PP, "ni la más mínima colaboración", ya que a su juicio el Partido Popular "se está regodeando" con la situación económica actual.

    Chaves abrió esta mañana en la Casa Cultura de Burlada del IX Congreso Regional del PSN, en el que se elegirá al nuevo secretario general del partido en Navarra. Un Congreso que congrega a 221 delegados de los 227 llamados a asistir (el 97,36 por ciento) y que está presidido por el parlamentario socialista Javier Monzón. Hubo un especial recuerdo en la mañana de hoy para el secretario general del PSN fallecido en marzo, Carlos Chivite, por el que se guardó un minuto de silencio.

    El presidente del PSOE centró parte de su intervención en la desaceleración económica que atraviesan Europa y España. "No quiero entrar en un debate semántico sobre si atravesamos o no una crisis, lo cierto es que la gran preocupación de la ciudadanía son los efectos de la situación económica", apuntó.

    Advirtió de que la ciudadanía mira con lupa cómo reacciona el Ejecutivo y cuál es su respuesta para paliar los efectos de la situación económica. "Y estoy convencido de que el Gobierno de España está dando la respuesta adecuada, ha cogido el toro por los cuernos", dijo, y afirmó que un Ejecutivo socialista "sabe gestionar" la situación económica tanto si es de expansión como de desaceleración. "Lo demostramos en 1992, salimos de la crisis y comenzó una etapa con más de 14 años de crecimiento", sentenció.

    Afirmó que la gestión de Rodríguez Zapatero es "progresista y de izquierdas". "Se refleja en que estamos garantizando el mantenimiento del modelo social, un bienestar social sin recortes y se están fortaleciendo las políticas sociales", dijo, para defender que una situación de desaceleración no debe ser "a costa de las capas más débiles de la sociedad".

    "Cuando el PP dice que el Gobierno no ha hecho nada para la salir de la crisis no sólo está mintiendo sino que quiere decir que los socialistas no harían lo que ellos harían en una situación similar, es decir, decretazo, congelación del SMI...", dijo, para afirmar que el PSOE no recortará los derechos sociales de los ciudadanos y de los trabajadores.

    Según expuso, se saldrá de la crisis "más bien pronto" a través del diálogo social, ayudando a las familias, a los trabajadores, a las empresas y reactivando la economía. "No esperemos nada de la derecha, ni la más mínima colaboración", censuró y criticó además que el PP "se está regodeando" con la crisis. "El resto de CCAA gobernadas por el PP actúan como si no fuera con ellos, como si fuera un problema del Gobierno de España", expuso.

    Habló sobre la situación de los populares tras su reciente Congreso y recordó que el PP ha necesitado cuatro años para asumir los resultados electorales de 2004. "Algunos dirigentes del PP dicen que su Congreso ha acabado con la vieja política del PP, con la política de la crispación, del enfrentamiento, de no negociar los grandes temas de Estado", dijo, y advirtió de que no hay que equivocarse y que si el PP cambia de estrategia no es por la celebración del Congreso sino porque así se lo han dicho los ciudadanos.

    "El PP lleva desde su fundación buscando el centro y todavía no lo ha encontrado. Tienen derecho a hacer la política que crean más conveniente y hay ciudadanos que se preguntan si están ante una operación cosmética", apuntó Manuel Chaves para quien los populares cuentan, tras su cita congresual, con el mismo dirigente, Mariano Rajoy, que la pasada legislatura "encabezó la oposición más irresponsable que se recuerda". "Ahora se quiere presentar como un político integrador, como una persona dialogante y hombre de estado", dijo, y se preguntó a quién deben creer los españoles si al de antes o al de ahora.

    Se refirió al próximo Congreso Federal del PSOE la próxima semana, que, según dijo, debe ser "útil y eficaz" para el conjunto de la ciudadanía española. "Se debe pensar en las necesidades de los ciudadanos, en las soluciones y en medidas", señaló y afirmó que el PSOE es un "partido cohesionado, unido y que ofrece seguridad".

    CONGRESO EN NAVARRA

    En su intervención, el presidente del PSOE señaló que esta cita congresual del PSN, a la que asisten como invitados socialistas de La Rioja, Aragón y País Vasco, es "muy importante" no sólo para los socialistas navarros sino también para la Comisión Ejecutiva federal del PSOE. "Este congreso ha levantado enormes expectativas dentro y fuera de Navarra y hay que responder con acierto y éxito".

    Según señaló, este Congreso se celebra por "circunstancias excepcionales y dolorosas" tras el fallecimiento de Chivite, a quien definió como un "gran socialista" y un "buen compañero". "La presencia de Rodríguez Zapatero mañana pretende dar testimonio de la excepcionalidad y transmitir a los socialistas navarros solidaridad y compromiso".

    Expuso que los acontecimientos del año pasado en el seno del PSN tras intentar conformar un Gobierno alternativo al de UPN "no fueron fáciles" y reconoció que aceptaron de forma "disciplinada" la decisión del partido en Madrid. "El PSN actuó con responsabilidad para garantizar la estabilidad institucional y poner los intereses de Navarra por encima de los del partido", destacó

    "Y ésta es una responsabilidad que se ha reconocido y se está reconociendo por parte de la ciudadanía navarra" como se vio, dijo, en los resultados que obtuvo el PSN en las elecciones generales. "El futuro depende de vosotros y es objetivo ser la alternativa a UPN y formar Gobierno", expuso ante los socialistas navarros, a quien señaló que los ciudadanos "no quieren partidos divididos, sino unidos".

    En la apertura del Congreso, el presidente de la Mesa del Congreso, Javier Monzón, afirmó por su parte que "la libertad, la pluralidad, el respeto a los demás, la exposición de ideas, las decisiones democráticamente adoptadas deben ser la base del congreso". "Nos corresponde debatir lo mejor para la sociedad navarra y para el Partido Socialista; la sociedad primero y el partido después", dijo, para añadir que serán dos días para "debatir, discrepar, acordar y decidir".

    Según dijo, los ciudadanos están "expectantes" y pidió que se trabaje para conseguir la confianza de la sociedad y ganar a UPN en las elecciones dentro de tres años. "Muchas son las decisiones a adoptar en dos días", señaló y recordó que a lo largo de su historia "los socialistas navarros hemos caminado mirando siempre hacia adelante, con dificultades y con ilusión y responsabilidad".

    "Hemos gobernado y también hemos ejercido la oposición y le vamos a seguir haciendo la oposición a la derecha", indicó Monzón, quien no pasó por alto las "discrepancias" que han existido dentro del partido. "Los últimos tiempos, meses, han vuelto a poner de manifiesto lo difícil que resulta expresarnos internamente y lo fácil ante los medios de comunicación", lamentó.

    El alcalde de Burlada, el socialista José Muñoz, pidió que esta cita congresual "sirva de fiesta y democracia en el partido". Pidió "trabajo y debate" y que sean capaces de elegir a la persona que dirija el partido en los próximos cuatro años "con un equipo fuerte capaz de llegar al Gobierno de Navarra".