9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 17 de marzo de 2010

    Chivatazo.- PP dice que el acceso de García Hidalgo a Caja Vital se debe al "miedo a que diga quién le ordenó el soplo"

    Rubalcaba denuncia la "doble vara de medir" de los 'populares' que presentan a las elecciones a alcaldes "polimputados"

    MADRID, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El diputado del PP Ignacio Gil Lázaro consideró el reciente nombramiento del ex director general de la Policía y principal imputado en el 'caso chivatazo' se debe al miedo del Gobierno a que el ex alto mando policial se de cuenta de que le han usado y apartado y diga quien le ordenó la delación contra la red de extorsión de ETA en 2006 que se investiga en la Audiencia Nacional.

    "Tienen miedo, temen que García Hidalgo se dé cuenta de que le han usado como cabeza de turco, que se sintiera apartado y que dijera quien le ordenó el chivatazo y que la investigación apuntase a responsables políticos", aseveró Gil Lázaro, quien advirtió al ministro que "sus trucos ya no sirven". "Antes o después tendrá que responder estas preguntas ante un juez y usted lo sabe", dijo.

    Para Gil Lázaro, "el chivatazo no es un invento, no se pudo ejecutar sin que Rubalcaba y Zapatero no lo conocieran. Si el Gobierno no hubiera tenido nada que ver, habría sido el primero en querer saber qué pasó y castigar a los culpables, sin embargo el Gobierno y el juez han hecho lo contrario".

    REPUGNANTE

    Consideró "repugnante" que el Ejecutivo haya pretendido "no dar explicaciones y premiar la cúpula política de su Ministerio y a todos los policías implicados en el caso" y se refirió de nuevo al nombramiento de García Hidalgo en Caja Vital que "pretende garantizarse la desmemoria absoluta y ridícula".

    Rubalcaba, quien defendió a los policía implicados en el caso, replicó estas acusaciones reprochando al PP su doble vara de medir y le recordó al diputado Gil Lázaro que representa a un partido y a una comunidad autónoma que en las últimas elecciones municipales presentó a varios candidatos a alcalde imputados en causas judiciales. "Alguno polimputado", agregó entre las risas de sus compañeros de bancada.

    MALA FE

    En ese sentido, se refirió a las declaraciones de la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, a la que atribuyó haber interpretado el nombramiento de García Hidalgo en Caja Vital vinculando la promoción del ex director a su silencio y asegurando que "a menos memoria, más cargo".

    "Que mala fe pensar así de alguien, qué rebuscado pensé yo", replicó el ministro. "Luego pensé, que era rebuscado salvo que alguien tenga a su lado a un persona que precisamente esté tratando de perder la memoria para mantener el cargo, porque supongo que esta teoría que mantiene usted para los imputados también vale para los diputados sobrevenidos, para aquellos que siendo algo, han sido imputados. Pero luego pensé 'que rebuscado soy, seguro que no es eso'", sentenció.