22 de septiembre de 2020
30 de mayo de 2008

Círculo.- Rajoy admite que Cataluña necesita más inversión pero culpa al Gobierno catalán de "obstaculizarla"

La financiación catalana es "un elemento más" de su relación económica con España porque la interdependencia es "total"

BARCELONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, afirmó hoy que Cataluña necesita "cuantiosas" inversiones de forma "cada vez más urgente" en infraestructuras, energía, agua y transportes, pero culpó al Gobierno catalán de "obstaculizarlas y paralizarlas" por sus posiciones ideológicas.

En su conferencia en las jornadas del 50 aniversario del Círculo de Economía, planteó, en el marco del debate del nuevo modelo de financiación, la necesidad de llevar a cabo obras de "importancia" como la de la interconexión eléctrica con Francia y el Cuarto Cinturón, infraestructuras que ya deberían "estar resueltas".

En las preguntas posteriores de los asistentes, concretó también la importancia de finalizar obras como la del tren de alta velocidad hasta Francia y hacer un "esfuerzo" para avanzar en el debate relativo en la gestión del Aeropuerto de Barcelona.

"Las administraciones deben hacer esfuerzos para resolver estos problemas y no impedir tomar decisiones", subrayó Rajoy, quien añadió que para invertir "no sólo es necesaria la capacidad de financiación, sino la voluntad política de hacerlo".

Para Rajoy, el ejemplo más reciente de obstaculización de obras importantes para Cataluña son las movilizaciones contra la prolongación hasta Barcelona del minitrasvase del Ebro.

Sin embargo, no le parece "respetuoso" con el modelo de Estado que un estatuto de autonomía fije obligaciones a las Cortes en una materia que --a su juicio-- es de su "exclusiva" competencia.

Reconoció que Cataluña ha sido el motor productivo de España "durante décadas", aunque subrayó que desde hace cinco años está perdiendo posiciones. Lo justificó destacando que en este periodo han coincidido en el Gobierno y en el Ejecutivo catalán "unas determinadas formaciones políticas, por lo que el efecto de sus respectivas actuaciones adquiere un carácter multiplicador".

ACTUALIZAR LA FINANCIACIÓN.

En el marco de la negociación del nuevo sistema de financiación, defendió la publicación de las balanzas fiscales porque "todo lo que sea transparencia es bueno".

Aun así, afirmó que no existe una única manera de calcularlas, y añadió que los impuestos y las prestaciones dependen de cada individuo y no del territorio.

Reivindicó la bonanza del actual modelo de financiación, pero admitió que necesita actualizarse, "de manera especial por los intensos cambios demográficos" de los últimos años.

Defendió la corresponsabilidad fiscal y aumentar la capacidad normativa de las comunidades, "pero tanto para poder subir, como para poder bajar los impuestos". Así, criticó la postura de "algunos" de pedir al Gobierno que armonice un impuesto cedido, como el de Sucesiones, porque otras autonomías lo hayan bajado.

También consideró positivo el concepto de solidaridad, porque dota de una "base mínima para todos", y porque, además, quien la aporta "se beneficia de un socio más próspero". Concretó que los principales socios de las empresas catalanas son las de toda España, y también los consumidores del país.

Por ello, reivindicó la interrelación de la economía catalana y la española ya que --a su juicio-- "no se puede entender la una sin la otra". Sin embargo, afirmó que la relación entre Catalunya y España no debe basarse sólo en términos de relaciones financieras.

"La interdependencia es total, por lo que el tema de la financiación no es sino un elemento más", apostilló.

Además, reclamó la necesidad de aprobar el nuevo modelo de financiación por "unanimidad", dado que consideró que es la única manera de garantizar un resultado "sin ganadores ni perdedores".