26 de mayo de 2020
22 de julio de 2008

CiU asegura que no aceptará "ningún paso atrás" en financiación y recuerda que ya aceptó "rebajas" en el Estatut

BARCELONA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El dirigente de CDC Felip Puig aseguró hoy que CiU no aceptará "ningún paso atrás" en el modelo de financiación autonómica, porque la negociación con el Estado sobre esta materia ya se hizo en su momento, cuando se aprobó el Estatut en las Cortes, y CiU aceptó las "rebajas" que hicieron el PSOE y el Gobierno central.

"No puede ser que vuelva a rebajarse" la financiación, dijo Puig en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press, al tiempo que agregó que "es muy fácil el consenso" entre la Generalitat y el Estado, ya que "se trata de leer el Estatut". "No hay que inventar o buscar una nueva propuesta", ya que el Estatut "marca claramente" la financiación, aseguró, estableciendo la cesta de impuestos que corresponden a Cataluña y una relación "bilateral" entre esta comunidad y el Estado, en el marco de la Comisión Mixta.

Recordó que el Estatut marca un modelo propio de financiación de Cataluña, estableciendo elementos de bilateralidad, que no determinan otros estatutos de autonomías con déficit fiscal, como la Comunidad Valenciana en Cataluña. De ahí, dijo, la imposibilidad de que la Generalitat catalana haga frente común con estos territorios en la cuestión, y más cuando el Gobierno valenciano es del PP, partido que presentó un recurso al TC sobre el Estatut. Todo ello, aseguró, "sería desdibujar aún más" las exigencias catalanas.

NIVEL DE CATALÁN DE MONTILLA

Por otro lado, Puig relativizó hoy las críticas que hizo la semana pasada al nivel de catalán de José Montilla, y recordó que las hizo "en un programa de humor", que frecuentemente hace referencia a esta situación. Así, consideró que los comentarios que hizo "han provocado una polémica desafortunada" que aseguró lamentar.

"El hecho de que Montilla sea hoy el presidente de la Generalitat es uno de los valores de integración de este país", aunque añadió que no puede "olvidar" que es la primera autoridad de Cataluña, "y que la lengua propia del país es el catalán". "Con esta reflexión, me parece que lo estoy diciendo todo", remachó.