21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 5 de diciembre de 2019

    Ciudadanos culpa a Marlaska de las coacciones que, según la Fiscalía, sufrieron en la marcha del Orgullo

    Ciudadanos culpa a Marlaska de las coacciones que, según la Fiscalía, sufrieron en la marcha del Orgullo
    La portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, junto otros políticos del partido en la manifestación del Orgullo LGTBI de 2019 en Madrid. - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

    Ciudadanos ha responsabilizado al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, de las coacciones que, según la Fiscalía, sufrieron los políticos y afiliados de la formación naranja que participaron en la manifestación del día del Orgullo LGBTI en Madrid el pasado 6 de julio.

    Aunque la Fiscalía de Madrid aprecia un delito de coacciones a miembros de Cs durante la manifestación, ha pedido al juez el sobreseimiento provisional de la causa porque las investigaciones policiales "no han podido determinar al autor o autores del delito".

    Sin embargo, desde Ciudadanos han señalado a Europa Press que Grande-Marlaska "alentó a los totalitarios a echar a Ciudadanos del Orgullo" y luego "se inventó informes que la propia Policía se negó a firmar" y que contradecían la realidad". Por ello, lo consideran "el responsable del escrache".

    "Toda España vio a través de los medios cómo un grupo organizado de totalitarios nos insultó, nos escupió, nos lanzó botellas y nos amenazó. También la Fiscalía seis meses después, tal y como se recoge en su resolución", han dicho fuentes de la formación naranja.

    CRÍTICAS DEL MINISTRO A Cs POR LOS PACTOS CON VOX

    Antes de la marcha del Orgullo, el ministro del Interior criticó a Ciudadanos por "pactar de forma obscena con quien limita derechos LGTBI" y dijo que esto debía "tener alguna consecuencia". Se refería a los pactos entre el PP y Cs para formar gobiernos autonómicos con el apoyo de Vox.

    La Fiscalía presentó en el Juzgado decano de Instrucción de Madrid una denuncia por un delito de coacciones por los incidentes del 6 de julio, a raíz de los cuales varios dirigentes del partido naranja --que habían sufrido insultos, amenazas y lanzamiento de objetos-- tuvieron que abandonar la manifestación.

    Las diligencias de investigación penal fueron incoadas a raíz de la denuncia presentada ante la Fiscalía General del Estado por el entonces presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, por si los hechos pudieran ser constitutivos de delitos de amenazas, injurias o contra los derechos fundamentales. Junto con el escrito, se adjuntaron imágenes de la manifestación y enlaces a vídeos emitidos en programas de televisión y redes sociales.

    En aquel momento se hizo público un informe policial de la Jefatura Superior de Policía de Madrid que desmentía que se hubieran producido agresiones a miembros del partido, al que acusaba de "maniobrar para captar la atención mediática". La portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas --que encabezó la representación de Cs en la marcha--, atribuyó a Interior ese informe policial sin firma que, a su juicio, buscaba "salvar la cara" a Grande-Marlaska.

    "NO PUEDEN QUEDAR IMPUNES" QUIENES "AMENAZAN E INSULTAN"

    La formación naranja sostiene que la Fiscalía les da la razón porque aprecia un delito de coacciones y porque elevó la denuncia al juzgado de instrucción. "La Fiscalía reconoce que los miembros de Cs sufrimos amenazas, vejaciones e insultos en el Orgullo y pide al juez que investigue los hechos y a sus autores", ha destacado.

    Ahora en Ciudadanos se plantean personarse en esta nueva fase de la causa "para que se identifique a los autores de este delito". "No pueden quedar impunes aquellos que amenazan e insultan a los que defendemos la libertad", han subrayado.