17 de octubre de 2019
18 de septiembre de 2019

Ciudadanos usará el rechazo de Sánchez a su oferta de abstención para justificar que no se puede pactar con él

Presentará al líder del PSOE como alguien que se niega a asumir las condiciones del "constitucionalismo" en Cataluña y Navarra

453226.1.500.286.20190918193550
Vídeo de la noticia

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos presentará el rechazo del presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, a su oferta de última hora para sacar adelante la investidura como una demostración de que no se puede pactar con él tras las elecciones del próximo 10 de noviembre.

En la formación naranja sostienen, por un lado, que el "portazo" de Sánchez a su propuesta de abstenerse a cambio de una serie de condiciones refuerza la idea de que es un candidato "incapaz de dialogar y de llegar a acuerdos", ya que tampoco logró pactar con Unidas Podemos.

Por otro lado, hacen hincapié en que el presidente en funciones haya eludido comprometerse en cuestiones relativas a Cataluña, el Gobierno de Navarra y la política económica. Esto, a su juicio, es la prueba de que Cs tenía razón sobre las advertencias que hicieron sobre Sánchez.

Aunque en los últimos días Albert Rivera no haya hablado del "plan" de Sánchez y de su "banda" --como solía referirse al supuesto objetivo del líder socialista de pactar con "nacionalistas" y "populistas" (Podemos)--, en el partido liberal defienden que este argumento sigue siendo válido.

SÁNCHEZ HA QUEDADO "RETRATADO"

En su opinión, Sánchez quedó retratado con su respuesta a la oferta de Rivera, ya que no quiso cerrar la puerta a una subida de los impuestos, se negó a romper el pacto con un partido nacionalista (Geroa Bai-PNV) y Podemos en Navarra y evitó planificar la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña y descartar posibles indultos para los presos del 'procés'.

"Sánchez ha renunciado al constitucionalismo", concluía Rivera este miércoles en el Congreso, cuando finalizaba el último Pleno de la legislatura antes de la disolución de las Cortes.

Así, Ciudadanos mantendrá durante la campaña electoral el objetivo de echar a Sánchez de la Moncloa. Y, como ha avanzado Rivera, negociarán con el PP para intentar formar gobierno si el resultado electoral permite una mayoría alternativa.

EL PP, SOCIO PRIORITARIO

Frente al "escollo" para el acuerdo que representa Sánchez, con lo que eso supone en cuanto a bloqueo político e inestabilidad para el país, la formación naranja cree que puede ofrecer a los votantes su capacidad de acuerdo. Para ello, pondrá como ejemplo los gobiernos autonómicos de coalición constituidos junto al PP.

En cuanto al giro de última hora que hizo Rivera al ofrecer al PSOE una abstención condicionada, después de haber estado en el no rotundo durante meses, fuentes de Ciudadanos explican que se hizo con la intención sincera de desbloquear la situación en "un momento límite".

Aseguran que prefieren no hacer cálculos sobre si ese movimiento acabará beneficiando o perjudicando electoralmente al partido. A su modo de ver, habrá quien lo critique porque supuso un nuevo cambio de postura, pero también creen que se puede justificar como un intento de evitar unos nuevos comicios y que siguiera habiendo un gobierno en funciones.

CIUDADANOS NO PIERDE VOTOS A FAVOR DE OTROS

En cualquier caso, en Ciudadanos restan importancia a lo que pronostiquen ahora las encuestas electorales, ya que las expectativas de los distintos partidos pueden ir cambiando de aquí a que se celebren las elecciones.

De hecho, advierten de que el PSOE precisamente no debería confiarse demasiado esperando un aumento de su apoyo en las urnas. Respecto a Cs, afirman que actualmente no hay un trasvase de sus votos a otros partidos aunque sí podrían perder a algunos electores que acaben optando por la abstención.

Contador

Para leer más


Lo más leído en España