20 de septiembre de 2019
24 de febrero de 2008

Condenado a prisión por maltratar durante cinco años a sus hijos y a su mujer, aún estando embarazada

JAÉN, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El juzgado de lo Penal número dos de Jaén ha condenado a 21 meses de prisión a un hombre de 48 años de edad acusado de maltratar a sus hijos y a su mujer durante cinco años, en los que agredió a esta última incluso cuando estaba embarazada.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, expone que el condenado y la víctima, con la que estaba casado y con la que tuvo cinco hijos, fijaron su domicilio en Santiago de la Espada (Jaén), donde durante cinco años sometió tanto a la mujer como a los hijos a agresiones. Además, les insultaba, les causaba vejaciones "ya que solía echar de la casa a todos ellos" y se gastaba el dinero que ganaban tanto él como ella.

Entre otros hechos, el fallo judicial recoge probado que cuando hija pequeña lloraba el condenado la agarraba del cuello para que se callara y que a los hijos mayores les daba puñetazos. También expone que cuando la mujer estuvo embarazada de la hija pequeña "le rompió un silla en la espalda, la tiró al suelo y al levantarse le dio un puñetazo en la cara".

La sentencia especifica igualmente que en una ocasión el hombre se marchó de la casa durante cinco días en los que estuvo "de fiesta" y que cuando regresó no tuvo otra reacción que insultar a su mujer y tirarle piedras. Además, agrega que otra vez se fue del domicilio durante seis meses "dejando totalmente desasistidos" a la mujer y a los niños.

La última agresión que recoge la sentencia tuvo lugar a principios del año 2006 cuando la acusado insultó a las víctimas y cogió del cuello a uno de los niños. Cuando la mujer fue a ayudar a su hijo, la agarró también a ella del cuello, tras lo que sacó una navaja con la que amenazó a los dos, si bien llegó otra hija de 16 años que le arrebató el arma.

Ante este relato, el magistrado condenó a José P.P. por un delito consumado de maltrato habitual y dos de lesiones en el ámbito familiar a la pena de un año y nueve meses de prisión y a 120 días de trabajo en beneficio de la comunidad con una jornada diaria de cinco horas.