27 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

Condenan a 16 años a un joven por matar a tiros a otro con el que discutió por un asunto de drogas en Málaga

MÁLAGA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a 16 años de prisión a un joven de 21 años de edad por matar a otro hombre, con el que discutió previamente por un asunto de drogas y al que disparó en al menos cinco ocasiones. Además, absuelven de un delito de encubrimiento a otro acusado que conducía la moto en la que iban los dos cuando se produjeron los hechos.

Ambos jóvenes quedaron con la víctima, de 29 años de edad, en una calle de la capital de Málaga el día 10 de febrero de 2006 por motivo no concretados pero relacionado, según la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia, a la que tuvo acceso Europa Press, con la venta de sustancias estupefacientes.

El ciclomotor se colocó al lado del coche en el que estaba la víctima y comenzaron a hablar, iniciándose una discusión, según explica la resolución. Entonces, el acusado sacó una pistola y, aunque el hombre intentó abrir la puerta del vehículo, no pudo, disparando el procesado.

En ese momento, el otro joven, que conducía la moto y "que no se ha probado que supiera que su compañero portara un arma", le preguntó gritando que qué era lo que hacía y éste le contestó que se metiera en sus asuntos. Entonces, aceleró y, aunque la víctima intentó huir, el acusado que ha sido condenado disparó cinco o seis veces desde la moto.

Algunos de esos disparos se produjeron por la espalda. En total, la víctima sufrió cinco heridas, dos de ellas muy graves, que le produjeron lesiones mortales de necesidad. El hombre fue trasladado al hospital y falleció en el quirófano a causa de las graves hemorragias por las heridas sufridas.

Para el Tribunal, se trata de una agresión "absolutamente desproporcionada" que pilló de "sorpresa" a la víctima, a la que disparó "incluso por la espalda". El acusado declaró que fue a la cita para pedirle a este hombre que le diera la cocaína que días antes le había pagado y que el otro se negó a dársela y a devolverle el dinero.

Así, dijo que sacó el arma y aseguró que no recordaba cuando se produjeron los disparos ni donde, sólo que disparó al aire, negando que disparara por la espalda. No obstante, posteriormente, sí reconoció que le disparó porque "hizo una maniobra sospechosa" y pensó que "le iba a sacar un arma".

Aunque no se encontró el arma con la que se hicieron los disparos, los informes policiales concluyen que se realizaron con una pistola modificada, sin que tuviera licencia para su uso, por lo que se le condena a un año de prisión por un delito de tenencia ilícita de armas; mientras que se le absuelve de un delito contra la salud pública, tras retirar el fiscal la acusación.

Respecto del otro acusado, que ha sido absuelto, la Sala señala que existen "serias dudas" de que realmente tuviera conocimiento del motivo de la cita, de con quién se iba a reunir, de que fuera armado con una pistola y "mucho menos de que se planteara la posibilidad de utilizarla o contara con su opinión". Además, instructor del atestado se mostró convencido de que éste no sabía nada.