5 de agosto de 2020
20 de octubre de 2008

Condenan a un hombre por estafar 3.600 euros en la venta de un piso diciendo que estaba embargado

MÁLAGA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a un hombre a un año de prisión y multa de 1.080 euros por estafar a otro al que conocía y que le entregó 3.600 euros como señal en la venta de un piso, que no le fue entregado con la excusa de que estaba embargado y tenía que salir a subasta, lo que no era real.

Según se declara probado, en la sentencia a la que tuvo acceso Europa Press, el acusado sabía que la víctima, que era alumno suyo en un gimnasio, quería independizarse, por lo que le dijo que disponía de inmuebles afectados por embargos, concretamente uno en Torremolinos (Málaga).

Creyendo esto, el perjudicado firmó un documento en el que no figuraba como intermediario el acusado, sino otro individuo también procesado pero que no fue juzgado por encontrarse en paradero desconocido, quien le enseñó el piso sólo desde fuera porque supuestamente estaba precintado por el juzgado.

El precio de la venta se fijó en 45.076 euros y el acusado fue el que le dio el escrito a la víctima y quien recibió de ésta los 3.600 euros de señal. En el documento se hizo constar que el inmueble saldría a subasta, según la sentencia, en la que se precisa que el afectado creyó en todo momento en la realidad de la compra.

Al pasar el tiempo y no hacerse efectiva la compra, la víctima le preguntó al acusado quien para tranquilizarle le dio varias contestaciones y le dio un documento de un supuesto bufete de abogados en el que se le autorizaba a mediar en la venta de los pisos que fueren adjudicados a ese despacho.

No obstante, todo eso "resultó falso", puesto que la vivienda "no estaba en dicha situación". La víctima no ha llegado a recibir el dinero que entregó como señal, que sí ha tenido que pagar a la persona que se lo prestó, por lo que la Sala condena al acusado al pago de esa cantidad como indemnización.