23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • 24 de febrero de 2008

    El Congreso culmina su propio homenaje a los 'padres' de la Constitución bautizando siete de sus salas con sus nombres

    También ha encargado un retrato conjunto que costará 60.000 euros y se expondrá en la estancia donde se discutió la Carta Magna

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Congreso de los Diputados ha culminado su propio homenaje a los los siete ponentes que en 1978 alumbraron la vigente Carta Magna seleccionando siete salas de sus edificios de ampliación para bautizarlas con el nombre de cada uno de los conocidos como 'padres' de la Constitución.

    Las estancias elegidas han sido salas 'nobles' que hasta ahora se identificaban únicamente con números y la adjudicación se hizo mediante sorteo, durante la reunión que mantuvo la pasada semana la Mesa de la Diputación Permanente, que ejerce como órgano de gobierno de la Cámara mientras las Cortes están disueltas.

    Así las cosas, a partir del próximo 1 de abril, cuando se inaugure oficialmente la IX Legislatura, los diputados elegidos en las elecciones del 9 de marzo podrán reunirse en las salas Gabriel Cisneros, José Pedro Pérez Llorca y Miguel Herrero (UCD), Peces-Barba (PSOE), Manuel Fraga (AP), Miquel Roca (CiU) y Jordi Solé Tura (PCE).

    En su día, los portavoces de ERC, PNV e IU-ICV expresaron sus recelos ante la posibilidad de que Manuel Fraga, al que siguen reprochando sus cargos en los gobiernos de la dictadura, fuera objeto de este tipo de homenajes en el Congreso.

    RETRATISTA INSTITUCIONAL.

    Además, el Congreso tiene encargado al pintor gaditano Hernán Cortes Moreno un retrato colectivo de los siete ponentes, un propósito que ya avanzó el presidente del Congreso, Manuel Marín, el pasado mes de noviembre durante en su intervención en el homenaje organizado por el PP a la figura de Gabriel Cisneros, fallecido el pasado mes de julio.

    El cuadro, que costará unos 60.000 euros, se colgará en una de las salas situadas encima del hemiciclo, utilizada tanto por el Consejo del Reino de la dictadura como por la comisión presidida por Emilio Attard que redactó la Carta Magna. Esta estancia, que actualmente apenas se utiliza, está siendo remodelada, con el objetivo de que, en el futuro albergue actos protocolarios y eventos solemnes.

    Hernán Cortes, quien calcula que no tendrá listo el cuadro hasta dentro de dos años, se ha entrevistado ya con algunos de ponentes y ha comenzado recabar las fotografías que utilizará como 'modelos'. Esta será la segunda obra del artista gaditano que se exhiba en el Congreso, ya que fue él quien firmó el retrato de la ex presidenta de la Cámara, Luisa Fernanda Rudi, que cuelga en la Galería de Presidentes del Palacio de la Carrera de San Jerónimo.

    Durante los últimos años, los servicios de Cortés han sido requeridos por varios miembros de la Familia Real para pintar sus retratos. El Ayuntamiento de Madrid también le encargó la elaboración de un cuadro como regalo de boda por el matrimonio del Príncipe de Asturias con la princesa Leticia.

    Numerosos ex ministros de distintos gobiernos también han dejado en sus manos la inmortalización de su imagen y últimamente se le contrató un retrato oficial de Felipe González como ex presidente del Gobierno, tarea que ya había acometido con sus antecesores de UCD, Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo Sotelo.

    OBRAS HASTA ABRIL.

    Además de la sala que albergará este cuadro, el Congreso está aprovechando la disolución de las Cortes para rehabilitar otros espacios. La obra de más envergadura son los trabajos de restauración y conservación que se están realizando en la superior del frontal del hemiciclo- Esta tarea corre a cargo de Ágora, una empresa especializada en la conservación de obras artísticas, que ha trasladado al Congreso a ocho restauradores con el objetivo de que el trabajo esté listo antes del 1 de abril.

    En concreto, se van a retocar las ventanas, las cuatro cariátides y los dos cuadros que coronan cada uno de los lados del frontal del hemiciclo. Hace unos años ya se restauraron las dos grandes pinturas que están justo debajo de los elementos que van a repararse ahora, y más recientemente, el próximo Salón de Conferencias. También se están acometiendo reformas en las salas del Palacio de la Carrera de San Jerónimo que se reservan para uso del Gobierno.