30 de marzo de 2020
19 de septiembre de 2008

Congreso PP Madrid- Washington Tobar promete ser la voz de los inmigrantes en el PP y pide trabajo para los extranjeros

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El que será uno de los nuevos miembros de la Ejecutiva que saldrá del Congreso que los populares celebran este fin de semana, Washington Tobar, prometió hoy trabajar por el partido, en el que ingresó hace pocos meses, al tiempo que apostó por que los inmigrantes lleguen a España "con papeles" y con trabajo.

"Quiero ser la voz de los inmigrantes en este partido porque conmigo siempre han sido receptivos. Quiero transmitir a los inmigrantes que el partido está abierto y que cualquiera pueda acercarse a los dirigentes del partido", afirmó, para posteriormente añadir: "Creo que me ha dado la oportunidad de servir al ser humano, que es lo que me gusta hacer".

Tobar, ecuatoriano de 60 años, fue jefe de comercio exterior del Banco Popular en su país y llegó a España en 2001 siguiendo el ejemplo de su mujer y de su hijo, que llevaban en la región un tiempo. "Desde que llegué en la época en la que gobernaba José María Aznar y había trabajo, siempre he sentido el apoyo del partido, por eso ingresé en él, porque su labor me parece muy loable", mantuvo.

Tras recordar que llegó a España sin papeles, afirmó que le parece "un drama humano" el hecho de que la gente venga a España indocumentada. Por ello, deseó que los inmigrantes que lleguen al país lo hagan "legalmente" y tengan un trabajo para que puedan salir adelante.

"Debemos venir con papeles a trabajar, que no haya inmigración ilegal porque eso acarrea dramas humanos como que la gente se siente desolada, recurriendo a albergues o a delinquir. Eso es lo que yo no quisiera", indicó, para resaltar que en Madrid la gente inmigrante está integrada.

Al ser preguntado por los contratos en origen, Tobar consideró que estos no van a desaparecer y que los inmigrantes van a llegar a Madrid "con un tipo de trabajo determinado". En este punto, recordó que nada más llegar a Madrid comenzó a trabajar de peón en la construcción, un empleo que, según dijo, desconocía por completo.