8 de abril de 2020
22 de julio de 2008

Coslada.- La Fiscalía de Madrid solicita que se declaren a los Juzgados de Coslada competentes para investigar la causa

MADRID, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía reclamó hoy a la Audiencia Provincial de Madrid que declare a la juez de Coslada María de las Nieves Martínez, titular del Juzgado de Instrucción número 1, competente para investigar la supuesta corruptela policial destapada en este municipio a fin de resolver el conflicto surgido entre la magistrada y el juez de Madrid Eduardo Cruz Torres para instruir las diligencias debido al choque de jurisdicciones, informaron hoy a Europa Press fuentes jurídicas.

Con la presencia de las partes personadas en el proceso, la Sección Decimosexta estudió esta mañana la cuestión de competencia planteada por Cruz Torres, quien se encarga de dirigir el procedimiento hasta que la Audiencia madrileña se pronuncie sobre la cuestión.

Durante la vista, el fiscal alegó "criterios legalistas" para defender su postura, a la que se adhirió la Comunidad de Madrid y seis de los nueve abogados defensores que se presentaron, entre ellos Óskar Zein, que asiste a Ginés Jiménez. El representante del Ministerio Público echó mano de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LEC) para defender que las causas deben instruirse en los Juzgados de los municipios donde se han producido los hechos delictivos.

En contra, el abogado Francisco Rubiales, que representa al Ayuntamiento de Coslada, expuso a la Sala que deberían primar "los derechos fundamentales de los imputados por encima de los criterios legales", puesto que mandar la causa a Coslada produciría "dilaciones indebidas" y sería "perjudicial" para los encarcelados.

"Por sentido común y sensatez, la causa debería mantenerse en el juzgado de Madrid", aseveró a Europa Press Rubiales, quien recordó que el magistrado investiga desde hace más de seis meses el caso. A esta postura se unieron otros dos abogados, Ángel Aparicio y José Ramón García, que defiende a la mano derecha de Ginés. Por su parte, el abogado Eulogio García, que lleva a cinco agentes, dejó al criterio de los magistrados la decisión más correcta.

VAIVÉN JUDICIAL

El juez de Instrucción número 21 de Madrid investigaba desde diciembre una trama de prostitución de origen rumano a raíz de las denuncias de varias prostitutas que ofrecían sus servicios en un polígono del distrito madrileño de Vicálvaro. Las pesquisas seguidas por el Grupo XVI de la Brigada de Policía Judicial revelaron que varios agentes de la Policía local de Coslada extorsionaban a estas meretrices. Al mismo tiempo, varios empresarios de esta localidad denunciaron el acoso que sufrían por parte del jefe del Cuerpo, Ginés Jiménez.

La 'Operación Bloque' arrancó el pasado 8 de mayo con la detención de 26 policías locales, de los que once pasaron a disposición judicial de la juez de Coslada y otros dos, uno de Arganda del Rey y otro arrestado en Madrid, fueron a parar al Juzgado de Cruz Torres. La madrugada del 13 de mayo, la magistrada ordenó los ingresos en prisión de los agentes, devolviendo la causa a su compañero, quien ratificó los autos de prisión.

Tras levantar el secreto del sumario, Cruz Torres se inhibió a favor de la juez de Coslada de la parte relativa a la trama corrupta policial. A los días, Martínez le reenvió el procedimiento. Hasta que se resuelva el conflicto, el juez de Madrid seguirá practicando diligencias para esclarecer los hechos.