20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 16 de septiembre de 2019

    Covite advierte de que la estrategia de pactos judiciales con ETA y su entorno político y social "favorece la impunidad"

    Cree que "no existe ningún motivo que responda justifique una Justicia negociada y pactada" con el entorno de la banda en sede judicial

    SAN SEBASTIÁN, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha advertido de que la "estrategia" de pactos judiciales con dirigentes y abogados de la izquierda abertzale "favorece la impunidad frente al terrorismo y el blanqueamiento de ETA". Además, ha remarcado que "los atajos y las negociaciones, dentro o fuera de los juzgados, no son el camino hacia la Justicia" y ha incidido en que los principios fundacionales de Covite "rechazan la negociación con terroristas".

    El pronunciamiento de Covite se produce tras conocerse que el juicio contra los 47 acusados de integrar el "frente de cárceles" de ETA ha concluido "por la vía rápida", tras el acuerdo de conformidad alcanzado por la Fiscalía, la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) y Dignidad y Justicia con las defensas de los procesados.

    Según ha apuntado, éstos han admitido que "ejercían el control de los presos de la banda terrorista por orden de ETA a cambio de una considerable rebaja en las peticiones de condena a las que se enfrentaban".

    Covite ha lamentado que "esta no sea la primera vez" que destacados miembros de la izquierda abertzale "que se ven acusados en delitos de terrorismo" negocian con Fiscalía y acusaciones populares para "evitar la cárcel a cambio de reconocer su vinculación orgánica a ETA y sus funciones dentro de los distintos entramados de la banda terrorista".

    En esta línea, ha recordado que este tipo de acuerdos se han producido en procesos como "el juicio contra 35 miembros de la reconstruida Batasuna o en el juicio contra 9 miembros de EKIN, en el que todos los acusados pactaron una reducción de penas a cambio de reconocer los delitos por los que se les juzgaba".

    Covite ha expuesto que los acusados se enfrentaban a delitos "extremadamente" graves como son integración o colaboración con banda terrorista, "ya que -según ellos mismos han reconocido- tenían como objetivo principal dirigir el colectivo de presos etarras garantizando su fidelidad a la dirección de ETA y manteniendo la cohesión de los reclusos".

    "Para ello recurrían tanto a abogados de la izquierda abertzale como a la asociación Herrira de apoyo a los presos etarras, la organización de asistencia sanitaria Jaiki y la de respaldo a los familiares de los reclusos, Etxerat", ha añadido el colectivo, al tiempo que ha considerado que "no existe ningún motivo que responda al interés de las víctimas del terrorismo que justifique una Justicia negociada y pactada con el entorno de ETA en sede judicial".

    "CINISMO"

    Asimismo, Covite evidencia "el cinismo" de los dirigentes de la izquierda abertzale "a la hora de acogerse a la legalidad de nuestro ordenamiento jurídico para reducir sus penas mientras prohíbe al colectivo de presos de ETA acatar esa misma legalidad para beneficiarse también de reducciones de pena y de acercamientos a cárceles vascas, como quedó demostrado en el documento Abian".

    En este documento, hecho público en 2016 y que todavía sigue vigente, la izquierda abertzale estableció para los reclusos las líneas rojas del "arrepentimiento y la delación" a la hora de acogerse a las progresiones de grado que implicarían para ellos beneficios penitenciarios.

    "Los portavoces políticos de la izquierda abertzale no tienen ningún reparo en beneficiarse de la legalidad española si les sale a cuenta, mientras condenan al resto de presos de ETA a no poder hacer lo mismo y, en consecuencia, pasar más tiempo en prisión, ya que no les permiten cumplir con los requisitos legales de desmarcarse de la violencia y arrepentirse de los crímenes cometidos, marcados por la ley para conseguir las correspondientes progresiones de grado", ha insistido.

    La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha reprochado a los portavoces de Podemos Euskadi (Andeka Larrea), de ERC, de Junts x CAT, de los sindicatos ELA (Mitxel Lakuntza), LAB (Igor Arroyo) CCOO y a la ANC catalana, así como a los ex lehendakaris Garaikoetxea e Ibarretxe que "hayan prestado su apoyo expreso a terroristas confesos, como ellos mismos han admitido en este juicio".

    Para leer más