14 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Covite pide explicaciones a Interior por el traslado del preso de ETA Igor González Sola a la prisión de San Sebastián

Destaca que es el primero que se realiza, sin tratarse de un tercer grado, a una cárcel del País Vasco bajo el mandato de Grande-Marlaska

SAN SEBASTIÁN, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha pedido explicaciones al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, sobre el motivo del traslado del preso de ETA Igor González Sola a la prisión de Martutene, en San Sebastián.

Covite, en un comunicado, ha destacado que se trata del primer recluso de ETA que es trasladado a una cárcel del País Vasco desde que el Gobierno de Pedro Sánchez "inició su propia política penitenciaria respecto a los presos" de la banda.

La presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, ha recordado que "desde junio de 2018 hasta ahora, todos los traslados de presos de ETA por política penitenciaria se habían producido a cárceles que no se encontraban en el País Vasco, sino a prisiones de otras comunidades", por lo que ha reclamado a Grande Marlaska que "nos aclare el motivo por el cual se ha trasladado a Igor González Sola a San Sebastián".

El colectivo no entra a valorar los traslados que hayan podido producirse al País Vasco por concesiones de terceros grados, ya que estos los concede el juez de vigilancia penitenciaria y no el Ministerio del Interior.

"Nuestro respeto a las decisiones judiciales es máximo. Jamás hemos cuestionado un auto del juez de vigilancia penitenciaria en el que se concede una progresión de grado. Defendemos el Estado de derecho y acatamos las leyes, independientemente de si nos gustan los requisitos establecidos en ellas o no", ha afirmado Ordóñez.

Covite ha incidido en que "siempre ha establecido una diferencia" entre los traslados que se pudieran producir a cárceles vascas y los que se produjeran a cárceles de otras comunidades autónomas "por el objetivo que el PNV manifiesta desde hace varios años de que la competencia de prisiones sea concedida al Gobierno Vasco".

"Los nacionalistas nunca han querido ser carceleros y gestionar la competencia de prisiones cuando ETA mataba. Si ahora que ya no matan quieren serlo, es para abrir las puertas de las cárceles. En esto coinciden con la izquierda abertzale, siempre se han preocupado por buscar vías para ayudar a los etarras encarcelados a salir de la cárcel, es decir, la impunidad", ha denunciado Consuelo Ordóñez.

En esa línea, ha insistido en que el PNV "lleva varios meses exigiendo que se acerque a todos los etarras presos a cárceles vascas sin exigirles el mínimo requisito de que rechacen la violencia". "Su objetivo es tener a todos los presos de ETA en cárceles vascas para que cuando ellos gestionen la competencia de prisiones puedan buscar formas de burlar la ley y dejarles en libertad", ha alertado.

A su juicio, "se produciría una situación similar a la que estamos viendo con la gestión de prisiones de la Generalitat catalana y los presos del procés".

REINSERCIÓN

Por otra parte, Covite ha remarcado que "nunca" ha criticado los planes de reinserción de los presos de ETA -"ni la vía Nanclares del Gobierno de Zapatero ni el plan de reinserción individualizada del Gobierno de Rajoy"- porque, con distintas fórmulas, "todos establecían un requisito que el Colectivo considera fundamental para que los etarras fueran trasladados a cárceles vascas: el rechazo a ETA y a la violencia ejercida".

"Ese mismo requisito se lo planteamos a Grande-Marlaska cuando tomó posesión de su cargo de ministro. Le transmitimos que es muy importante lograr que los presos de ETA repudien a la banda terrorista para ser acercados a cárceles en el País Vasco porque ETA ejerció una violencia política, y el proyecto político totalitario y excluyente por el que asesinaron lo defiende ahora la izquierda abertzale desde las instituciones", ha afirmado.

Finalmente, Covite ha recordado "la verdadera responsable de que los presos de ETA no cumplan condena en cárceles vascas es la izquierda abertzale, y no el Estado de derecho". "Solo tiene que levantar sus líneas rojas de no arrepentimiento y no delación a los presos para que estos puedan acogerse a las vías de reinserción", ha reiterado.