16 de enero de 2021
4 de diciembre de 2020

Cs celebra que el Supremo no permita "privilegios" para los presos del 'procés' en el cumplimiento de las penas

Cs celebra que el Supremo no permita "privilegios" para los presos del 'procés' en el cumplimiento de las penas
El líder de ERC, Oriol Junqueras, comparece ante los medios junto a los otros condenados por el proceso indepentista antes de volver a ingresar en la cárcel de Llenoders (Barcelona). - PAU VENTEO - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos ha celebrado que el tribunal que juzgó la causa del proceso independentista catalán en el Tribunal Supremo haya acordado revocar el tercer grado penitenciario concedido a los nueve condenados por sedición y anular también la aplicación de las medidas de semilibertad, señalando que los presos del 'procés' "no pueden tener privilegios".

"En Ciudadanos siempre hemos defendido que los políticos presos no pueden tener privilegios respecto al resto de reclusos en el cumplimiento de su pena. Los demócratas debemos respetar las decisiones judiciales, no buscar atajos políticos para sortearlas", ha escrito en un mensaje en Twitter el portavoz adjunto de Cs en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal.

Por su parte, el líder de Cs en el Parlament de Cataluña y candidato a la Generalitat en las próximas elecciones autonómicas, Carlos Carrizosa, ha indicado que los impulsores del referéndum de autodeterminación y la declaración de independencia unilateral de 2017 pretendían tener un trato penitenciario que suponía un "agravio" para los demás presos.

MARLASKA MIRABA "HACIA OTRO LADO"

Al resto de reclusos "les cuesta mucho llegar a un tercer grado porque no tienen de amiguita a la consellera de Justicia (de la Generalitat) Ester Capella ni al señor (Fernando) Grande-Marlaska", ministro del Interior, que "mira a otro lado mientras en una comunidad autónoma las normas penitenciarias se aplican con privilegios", ha dicho en declaraciones en Telecinco.

El Supremo ha revocado el tercer grado concedido por el departamento de Justicia de la Generalitat de Cataluña a los condenados por considerar que se trata de una medida prematura.

En su opinión, debe transcurrir un periodo de tiempo mayor para evaluar adecuadamente la evolución del interno y el tratamiento penitenciario, máxime cuando se trata de condenas elevadas (de 9 a 13 años de cárcel) de las que ninguno ha cumplido la mitad, y la mayoría ni siquiera una cuarta parte.

En cuanto a las medidas de semilibertad, aplicadas a través del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario, el tribunal las revoca argumentando que no están dirigidas a un proceso de reinserción.