18 de octubre de 2019
6 de junio de 2018

C's dice que ya explicó al Tribunal de Cuentas el "error" sobre los candidatos que financiaron la campaña con su dinero

MADRID, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Ciudadanos ha subrayado este miércoles que ya explicó al Tribunal de Cuentas el "error" que ha motivado la apertura de un expediente sancionador a la formación naranja por supuestas infracciones detectadas en el último informe de fiscalización de sus estados contables.

Según ha concretado el partido liderado por Albert Rivera, se trata de una partida por importe de 14.371,16 euros que algunos candidatos del partido pusieron de su bolsillo para financiar su propia campaña en las elecciones municipales de 2015.

El Tribunal de Cuentas le ha abierto expediente sancionador al cuestionar que computara donaciones en especie determinados pagos, por el citado importe, efectuados por terceras personas, de determinadas facturas electorales emitidas a nombre del partido, y señalaba que no se habían identificado los donantes que han abonado facturas que ascienden a un importe de 2.036,74 euros.

Tras esta decisión, Ciudadanos ha recordado que ya explicó el origen de esta partida al Tribunal de Cuentas, que tramitó un periodo de información previa para recibir sus alegaciones y determinar la calificación jurídica de las irregularidades detectadas en el informe.

Así, ha alegado que presentó ante este órgano "todas sus finanzas detalladas" de 2015, que incluye también la de muchos municipales y autonómicos del partido, una información que el PP y el PSOE no facilitan al órgano fiscalizador.

El Tribunal de Cuentas pide a los partidos que le entreguen cada año sus cuentas consolidadas de los ámbitos estatal, autonómico y provincial, integrando en esta último apartado las de ámbito local y comarcal, pero no incluir las cuentas de los grupos autonómicos y municipales no conlleva sanción. De ahí que el PP y el PSOE no faciliten estos datos, mientras que Cs decidió aportarlos en un esfuerzo de transparencia.

En cualquier caso, desde Ciudadanos han incidido en que la decisión administrativa anunciada por el Tribunal de Cuentas "puede terminar en el peor de los casos con una sanción administrativa".