19 de enero de 2021
11 de diciembre de 2007

Cuatro de diez empresas canarias considera "ineficaz" el sistema de ayudas y subvenciones

Cuatro de diez empresas canarias considera "ineficaz" el sistema de ayudas y subvenciones

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez empresa canarias considera ineficaz y complejo el actual sistema de ayudas y subvenciones que conceden las diferentes administraciones públicas, según pone de manifiesto el informe sobre Regulación y Competitividad Empresarial, elaborado por las Cámaras de Comercio de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

Alrededor del 85 por ciento de los empresarios canarios apuesta por reducir drásticamente la burocracia y simplificar la normativa, además de exigir mayor agilidad en las devoluciones de impuestos y en los pagos que la Administración debe realizar a las empresas.

En el documento elaborado por las Cámaras de Comercio refleja también el alto precio que las empresas pagan por cumplir con los requisitos burocráticos que imponen el conjunto de las Administraciones Públicas de las que dependen. El 40 por ciento de las empresas canarias admiten abonar un mínimo de 6.000 euros al año por este motivo, y de éstas, cerca de un 7 por ciento sube esta cantidad a más de 30.000 euros anuales, lo que confirma su preocupación.

En el primer semestre del año, las Cámaras de Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife realizaron un sondeo a empresas canarias, de las cuales respondieron 1.025 pymes correspondientes a todos los sectores. A través de este Informe se deduce que el 38 por ciento de las compañías encuestadas considera 'muy ineficaz y complejo' el conjunto de políticas de ayudas públicas existentes, de ahí su descontento a la hora de solicitarlas; frente al 22 por ciento que consideran este Informe, eficaz.

La existencia de la Administración local, insular, regional y nacional, aparte de la europea, que afecta a las empresas de una manera más indirecta, se recoge en un 'desconcierto' generalizado que se refleja en el 37 por ciento de las mismas, ya que consideran que el exceso de regulación y la falta de evaluación objetiva de los costes reales que genera su gestión, 'es otra de las grandes ineficiencias de las Administraciones Públicas', puesto que les afecta en su gestión empresarial, frenando su crecimiento y su desarrollo económico.

Cuando se les pregunta por las medidas que deben ser aplicadas para reducir sus costes burocráticos, el 87 por ciento considera como medida más efectiva la reducción de tasas a pagar por las gestiones públicas y los permisos solicitados.

Otra respuesta muy significativa (85%), es la de reducir 'drásticamente' la normativa actual y la burocracia que les afecta de forma directa. Exigen en un 83 por ciento de sus respuestas, agilidad en las devoluciones de impuestos y, en general, en los pagos que la Administración debe realizar a las empresas.

Como consecuencia de la cantidad de entidades públicas, el 80 por ciento considera muy importante la necesidad de evitar la duplicidad a la hora de pedir información. Está claro que los datos fiscales y empresariales, deberían ser gestionados en su conjunto y la existencia de nuevos soportes tecnológicos y la integración en las nuevas redes de colaboración permitirían una gestión mucho más eficaz de la información pública de las empresas.

Así, y como consecuencia directa de la medida anterior, conseguiremos reducir y simplificar los formularios oficiales que se cumplimentan en cada una de los trámites que se gestionan, y que, según las empresas (79%) entorpecen su gestión. Por otro lado, El 77 por ciento de éstas aboga por una tramitación electrónica.

Por sectores, las empresas del sector de la construcción que, tradicionalmente, es el que más permisos y licencias requiere en el ejercicio de su actividad, resaltan su preocupación por la complejidad del procedimiento administrativo (90 por ciento de respuestas) y porque se consideran las 'más afectadas' por el exceso de regulación burocrática.

Así, el 88 por ciento de las empresas constructoras resaltan que la falta de evaluación objetiva de los costes reales que genera su gestión comporta "una gran ineficiencia por parte de las Administraciones Públicas que les afecta en su gestión empresarial".

Las empresas industriales con un 81 por ciento y las comerciales, con un 79 por ciento de sus respuestas, destacan la ineficacia y complejidad de la política de ayudas públicas, lo que dificulta su acceso a las mismas.

Las empresas turísticas resaltan, en su conjunto y con un 71 por ciento de sus respuestas, como principal 'ineficacia' de las Administraciones Públicas el exceso de regulación burocrática, mientras que para las empresas de servicios lo más preocupante es la complejidad del procedimiento administrativo (81%).

Por último, se destaca el alto coste económico anual de la regulación. Así, las empresas constructoras son las que soportan un mayor gasto por la burocracia existente, mientras que las comerciales son las que presentan datos más favorables en este caso.