21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    Cuba Democracia Ya! dice que designar a Raúl Castro como presidente supondría una "sucesión" del régimen de Fidel

    MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la plataforma de exiliados cubanos en España Cuba Democracia Ya!, Rigoberto Carceller, se mostró hoy contrario a la designación de Raúl Castro como nuevo presidente del Consejo de Estado del país, y afirmó que su elección supone "una sucesión" al régimen establecido durante casi medio siglo por Fidel Castro, que el pasado martes presentó su renuncia al cargo de la mencionada presidencia, así como al puesto de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas del país.

    Tras llevar a cabo un acto simbólico de denuncia contra las violaciones de los Derechos Humanos en la isla, celebrado justo el día en el que la Asamblea Nacional en La Habana elige al sucesor del líder cubano en la presidencia, Carceller explicó que según rezaba la Constitución cubana, Fidel Castro continuaba "dirigiendo el país", ya que era el secretario general del Partido Comunista, un cargo que le permitía ser el "dirigente superior de la sociedad y del Estado", en declaraciones a Europa Press.

    Así, dijo que Raúl Castro --que hasta ahora ha ostentado el cargo de mandatario en funciones desde la convalecencia de su hermano mayor por enfermedad-- era una persona "comprometida con el régimen de Fidel y con todas sus atrocidades", y señaló que "honestamente" para esta plataforma "lo más importante" era llegar a una transición, "sea quien sea quien tome la representación del país".

    "La verdad es que de Raúl Castro no tenemos muchas esperanzas, no obstante, si Raúl Castro quiere encauzar a Cuba hacia una transición nosotros estamos dispuestos a desarrollar esa agenda que realmente le lleve a Cuba la libertad", subrayó. En este sentido, reivindicó un aumento de "democracia y libertad" para el país, tanto en el ámbito de los presos políticos como en la sociedad en general, ya que el pueblo cubano debía poder "decidir su futuro". "Queremos evitar en Cuba una confrontación civil", añadió.

    Además, enumeró algunas de las medidas que debían aplicarse "urgentemente" en Cuba tras la designación del nuevo presidente del Consejo de Estado, entre las que destacó "libertad para todos los presos políticos, libertad para que la sociedad civil pueda ejercer sus derechos y fomentar el desarrollo del pueblo cubano para que no siga pasando más miseria". Por último, se refirió a la posibilidad de que tras el cambio de régimen, Estados Unidos levante el bloqueo económico que mantiene en Cuba y sostuvo que en cuanto este país fuese "democrático" ellos mismos serían los primeros en dialogar con los estadounidenses para "trabajar y poder levantar ese embargo".