16 de diciembre de 2019
  • Domingo, 15 de Diciembre
  • 25 de mayo de 2010

    Cuesta dice que el PSOE no debe "aceptar un trágala" porque PP "no ha actuado con lealtad" al presentar candidatos al TC

    Cree que a PP "le interesaba" mandar "personas con escaso currículum y capacidad", y pide que se deje libertad a las comunidades autónomas

    BILBAO, 25 May. (EUROPA PRESS) -

    El diputado del PSOE y presidente de la Comisión de Justicia del Congreso, Alvaro Cuesta, afirmó hoy que socialistas no deben "aceptar un trágala" porque el PP "no ha actuado con lealtad" al presentar candidatos al Tribunal Constitucional. Además, cree que a los populares "sólo les interesaba" mandar "personas con escaso currículum y poca capacidad", y pidió que se dé oportunidad a las comunidades autónomas para que presenten "libremente" sus propuestas de aspirantes de reconocido prestigio.

    Cuesta se refirió, de esta forma, a los candidatos planteados por el PP para la renovación del Tribunal Constitucional, Francisco Hernando y Enrique López y, en concreto, aludió sin pretender "ofender", al "más joven de los dos" (López). "No tiene suficiente trayectoria para tener el halo que hace falta, esa sabiduría", apuntó.

    En una entrevista concedida a TeleBilbao, recogida por Europa Press, Cuesta manifestó que los socialistas están dispuestos "a dialogar sobre esta cuestión", pero precisó que "no se trata" de que los socialistas tengan "que aceptar un trágala" porque, según consideró, el PP "no ha jugado con lealtad".

    En este sentido, afirmó que habían decidido por Ley, "para dar más posibilidades a la deliberación", que la propuesta de cuatro magistrados no se limitara "al diálogo político de los senadores".

    "Dijimos que, ya que el Senado representa a las comunidades autónomas, que las comunidades autónomas propongan juristas de nivel porque queremos un Tribunal Constitucional de juristas con nivel, propuestos por las comunidades autónomas, en diálogo con los territorios, y que sea vivo e inteligente", señaló.

    El diputado del PSOE manifestó que, "entonces, por un lado, empiezan a llegar de muchas comunidades autónomas una diversidad de propuestas y esto es muy positivo". "Pero qué casualidad, las comunidades autónomas gobernadas por el PP todos envían al mismo jurista. Y yo digo, si es manchego, yo no entiendo por qué tiene que venir también propuesto por Andalucía, si lo queremos es que haya una amplitud de propuestas, para que la propuesta final resultante sea la síntesis de los territorios y de la inteligencia jurídica", apuntó.

    A su juicio, "parece que al PP sólo le interesaba mandarnos personas con escaso currículum y poca capacidad", cuando la Ley establece que "tienen que ser juristas de reconocido prestigio, con más de 15 años de ejercicio, y al menos, uno de ellos no tiene suficiente trayectoria como para ser reconocido como un jurista de gran prestigio".

    De esta forma, se refirió, sin pretender "ofender", al "más joven de los dos". "No tiene suficiente trayectoria para tener ese halo que hace falta, esa sabiduría", apuntó.

    El representante socialista recordó que el actual TC, "que ha sido todavía incapaz de llegar a un acuerdo en la sentencia del Estatuto de Cataluña", es "un tribunal que, desde el punto de vista académico, doctrinal y jurídico, es muy reconocido". "Conservadores, progresistas, son gentes de gran nivel jurídico. Yo creo que las propuestas tienen que ser rigurosas", señaló.

    "OPORTUNIDAD" DE LAS COMUNIDADES

    Por ello, realizó un llamamiento a "cumplir la filosofía de la Ley", y dar "una oportunidad a que las comunidades autónomas" que tienen buenos juristas que "libremente hagan propuestas". "Incluso, hay muy buenos juristas en las comunidades autónomas gobernadas por el PP, que pueden ser propuestos y, aunque sean de orientación conservadora, a mí lo que me interesa es que sean buenos juristas", indicó.

    En esta línea, apuntó que, "si son buenos juristas desde el punto de vista doctrinal y profesional, tienen algo que es fundamental cuando un juez se dedica a escribir una sentencia, que es lo que llamamos vergüenza torera".

    "Nadie, por muy claras que sean sus ideas políticas, va a quedar en evidencia a la hora de redactar un sentencia porque va a trabajar conforme a su conciencia, a su deber y entender, y conforme a criterios jurídicos", concluyó.