22 de septiembre de 2019
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • 22 de septiembre de 2008

    El Defensor del Pueblo insta al Gobierno a seguir en la línea de la dureza contra ETA

    MADRID, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, defendió hoy que "hay que seguir en la línea que está siguiendo el Gobierno y está apoyando la oposición, la línea de la dureza contra ETA y la línea de las detenciones, las condenas por el poder judicial y la línea de colaboración internacional. Esta no sólo es la linea acertada, sino la línea con la que estamos llegando al principio del fin de ETA".

    En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, señaló que la disolución de los ayuntamientos controlados por ANV "es muy difícil porque la ley está ahí y no se pueden deponer de sus cargos a los que ocupan en los ayuntamientos, si previamente no hay cambio de norma. Los concejales de ANV tendrían que cometer un delito individual y ser aprehendidos por las fuerzas de seguridad del Estado para que pudiera hablarse de disolución de ayuntamientos".

    Preguntado por el silencio del lehendakari Ibarretxe explicó que a su juicio, "si ahora está silencioso es porque están pasando allí cosas muy graves. Esa arrogancia con que su partido asumió su propuesta de consulta y la arrogancia que siguió a la declaración del Constitucional hoy ha quedado muy mitigada y, por tanto, en su propio partido surgen voces que dicen no estar de acuerdo con lo que haga el señor Ibarretxe".

    En esta línea, explicó que "esas aptitudes de gente responsable y moderada del partido nacionalista vasco para llevar a presentar otro candidato a lehendakari, se verán e los próximos meses".

    Respecto a las declaraciones en las que aseguraba que "a pesar de que se han recibido multitud de quejas de malos tratos en prisión, en las cárceles y comisarías españolas no se tortura", aseguró que "en España, malos tratos existen, como existen en todas partes pero son mínimos. En cuanto son detectados son condenados".

    "En España tenemos aproximadamente 170.000 miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, está también la ertzaintza a la cual se la ha acusado de malos tratos y sólo en 25 casos han sido los policías sancionados --defendió-- En España el mal trato es simplemente una desgraciada anécdota que en cuanto es detectado, es sancionado", concluyó.