16 de septiembre de 2019
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • 12 de octubre de 2008

    La delegada del Gobierno en Navarra afirma que el esfuerzo en la lucha contra ETA tendrá su "recompensa"

    PAMPLONA, 12 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La delegada del Gobierno en Navarra, Elma Sáiz, manifestó hoy que el esfuerzo en la lucha contra ETA tendrá su "recompensa", "que será la derrota de los terroristas". Afirmó que la lucha contra ETA y su entorno es una "prioridad" para el Gobierno de España y para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

    Sáiz señaló, en su primera participación en los actos de la patrona de la Guardia Civil como delegada del Gobierno en Navarra, que la lucha contra el terrorismo es "complicada, dura, que da frutos" y reconoció el "sacrificio y abnegación" de los agentes de la Benemérita.

    Destacó que el pasado mes de agosto la Guardia Civil llevó a cabo una operación que "permitió desarticular un grupo de apoyo a ETA" en la Comunidad foral con siete personas detenidas. Y que en enero desarticuló el 'comando Elurra' en Lesaka, "responsable del atentado de la T4". Expresó también su felicitación a la Policía por la detención esta semana de cuatro presuntos integrantes "de un grupo de apoyo a ETA, supuestamente vinculados a actos de terrorismo callejero".

    La delegada resaltó asimismo el trabajo de la Guardia Civil en otros muchos ámbitos y expuso que el sistema policial es cada día "más moderno y eficiente". Manifestó que el Gobierno central seguirá incidiendo en la importancia de la modernización, la formación, la retribución digna y la motivación de los agentes. "La cambiante sociedad exige adaptarse a las necesidades", expuso.

    Sáiz destacó el trabajo de todos los cuerpos policiales y sentenció que "aquí no sobra nadie". "La presencia de todos los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad en Navarra debe garantizarse por parte de las instituciones públicas, con lealtad constitucional y sin atajos que conducen a ninguna parte", sostuvo.

    A su juicio, los distintos cuerpos deben estar "coordinados" para prestar mejor servicio a la ciudadanía. "Los desarrollos competenciales no deben ser contradictorios con la eficacia y eficiencia demostrada durante muchos años por los funcionarios de la Administración General del Estado", apuntó.

    No pasó por alto en su intervención la incorporación de la mujer a la Benemérita hace veinte años. Si bien expuso que son más de 4.000 las que prestan el servicio en España, indicó que "queda mucho camino por recorrer para que la presencia y la integración de las mujeres en la Guardia Civil aumente y mejore".

    En el acto de celebración de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, el coronel jefe en Navarra Benito Salcedo destacó que la protección frente al terrorismo y los actos violentos ocupan el "esfuerzo principal" de la Guardia Civil, que trabaja por "perseguir todos los frentes del entramado de la organización".

    En su discurso, Salcedo señaló que la seguridad ciudadana en Navarra evoluciona "favorablemente" y que este año han descendido las infracciones penales. También, expuso, se han reducido los delitos contra el patrimonio, pero mostró su preocupación por los delitos relacionados con la salud pública, especialmente con el tráfico de drogas, así como por los casos de violencia de género.

    Destacó el crecimiento de los delitos contra la seguridad del tráfico y como novedad, resaltó el aumento de las estafas electrónicas o por internet.

    A los actos de celebración de la patrona de la Guardia Civil, presididos también por el jefe del Ejecutivo navarro, Miguel Sanz, asistieron esta mañana numerosos representantes políticos como la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina; el defensor del Pueblo, Javier Enériz, el fiscal jefe del TSJN, Javier Muñoz; parlamentarios, concejales, senadores, así como los máximos responsables de los distintos cuerpos policiales.

    A las 11 horas tuvo lugar una misa celebrada en la Parroquia de San Miguel y tras la ceremonia religiosa, los actos se trasladaron a la calle Fuerte del Príncipe, junto al acuartelamiento de la Guardia Civil en Pamplona.

    Allí, la Guardia Civil formó la compañía de honores y la delegada del Gobierno pasó revista a los agentes. Después, las autoridades impusieron condecoraciones a varios efectivos policiales. Y tras las medallas, los presentes homenajearon a los caídos, con la colocación de una corona de laurel. Finalmente, los agentes de la Guardia Civil entonaron el himno del Instituto Armado y desfilaron por la avenida de Galicia.