26 de agosto de 2019
  • Domingo, 25 de Agosto
  • 20 de octubre de 2008

    Desmantelada una red que hacía quebrar a pequeñas empresas robándoles maquinaria pesada para enviarla a Marruecos

    La Guardia Civil detiene a seis personas presuntos responsables de robos por valor de 3 millones de euros

    MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Guardia Civil ha desmantelado una banda dedicada a robar maquinaria pesada a pequeñas empresas familiares en Madrid, Toledo y Castellón, para después trasladarla a Marruecos, a través de Siria. La operación se saldó con la detención de seis personas y la requisa de 31 vehículos, entre los que destaca maquinaria de obra de gran tonelaje y hasta un barco, todo ello valorado en más de tres millones de euros.

    El elevado valor económico del material sustraído ocasionó, en muchos casos, la quiebra de las pequeñas sociedades. La banda aprovechaba los fines de semana o el fin de la jornada laboral para efectuar sus robos, que tenían lugar en zonas de obras poco vigiladas, según informó la Guardia Civil en un comunicado.

    Las indagaciones de la denominada operación 'Sable' comenzaron el pasado mes de abril al localizar en el puerto de Castellón un camión grúa que había sido sustraído en la localidad de Loeches (Madrid), dispuesto para ser enviado a Marruecos a través de Siria. Entonces, el Grupo de Delincuencia Organizada del Automóvil de la Guardia Civil constató la comisión de diferentes robos de este tipo de bienes en localidades de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Madrid.

    Tras establecer un dispositivo de vigilancia, los agentes identificaron a todos los integrantes del grupo, así como sus lugares de residencia, ubicados en las localidades de Velilla de San Antonio y Móstoles (Madrid) y Valmojado (Toledo). Uno de ellos disponía en régimen de alquiler de una nave en el polígono industrial de Ontígola (Toledo), donde la red trasladaba el material sustraído y lo sometía a labores de 'maquillaje', entre las que procedía a cambiar los números de bastidor, falsificar las matrículas, los documentos o la pintura.

    ROBOS EN OBRAS POCO VIGILADAS

    El grupo, dividido en células y a bordo de vehículos sustraídos, recorría las zonas de obras con poca vigilancia, donde localizaba maquinaria susceptible de poder ser robada. Aprovechando los fines de semana o el fin de la jornada laboral en las obras, los sospechosos sustraían la maquinaria y la trasladaban, conducida por ellos mismos en caso de ser autopropulsadas, o en camiones góndola alquilados al efecto, hasta zonas donde no infundieran sospechas, como explanadas de polígonos industriales o gasolineras.

    Pasados unos días, los acusados trasladaban las máquinas al polígono de Toledo, donde la ocultaban y falsificaban hasta su traslado a Marruecos desde los Puertos de Castellón o Valencia.

    Los agentes lograron arrestar al español J.C.D., conductor de la maquinaria pesada y autor de las sustracciones; a los marroquíes Y.B, R.K y K.B., encargados de la falsificación e infraestructura para la exportación; y a los dos polacos A.S y T.G.; participantes en labores de falsificación y logística. En los cuatro registros efectuados, la Guardia Civil ha intervenido cinco grúas de gran tonelaje, seis retro excavadoras, cuatro manipuladoras telescópicas y una grúa porta coches, así como una cabeza tractora, una autocaravana y una embarcación de recreo.

    Además, localizaron doce vehículos, entre los que encontraron todo terrenos, turismos y furgonetas, decodificadores electrónicos, troqueles para falsificar bastidores, documentos en blanco, llaves y otros efectos para falsificaciones. Finalmente, la Guardia Civil en colaboración con la Gendarmería Real Marroquí, se ha incautado de otros dos vehículos sustraídos en Marruecos, y no descarta hallar más bienes robados en este país.