22 de julio de 2019
8 de junio de 2019

El detenido por el asalto a la Embajada norcoreana pide que no sea extraditado a España por miedo a represalias

El detenido por el asalto a la Embajada norcoreana pide que no sea extraditado a España por miedo a represalias
REUTERS / HANDOUT . - ARCHIVO

SEÚL, 8 Jun. (DPA/EP) -

Los abogados del ex marine estadounidense Christopher Philip Ahn, hasta ahora único detenido por el asalto del pasado mes de febrero a la Embajada de Corea del Norte en Madrid, han pedido que su cliente no sea extraditado a España por miedo a represalias de agentes norcoreanos a las órdenes del líder Kim Jong Un.

Para impedirlo, han solicitado la libertad bajo fianza de su cliente, de 38 años, al que han presentado como un devoto padre de familia que no representa un peligro para la seguridad ni tiene intención de darse a la fuga, y que se enfrenta a una represalia "posiblemente fatal" de Corea del Norte si pisa de nuevo territorio español, según documentos judiciales.

En los mismos, los abogados recuerdan que Ahn estuvo previamente involucrado en una operación para rescatar a Kim Han Sol, hijo del hermano mayor del mandatario norcoreano, Kim Jong Nam, asesinado en febrero de 2017 con el agente nervioso VX.

"Corea del Norte tiene todos los motivos del mundo para hacer una de dos: o capturar y torturar a Ahn para averiguar el paradero de Kim Han Sol, o bien le matan como venganza por avergonzar al régimen", según hizo saber su abogado, Naeun Rim.

"Ahn no es un curtido combatiente: durante su etapa como infante de marina, principalmente desempeñó un trabajo de inteligencia en un escritorio y no recibió ninguna instrucción especial de combate fuera del entrenamiento básico", según los documentos.

En los mismos se incluyen más de una veintena de cartas de familiares y amigos que le describen como hijo y esposo devoto que cuida a su madre enferma con profundas raíces en el sur de California.

"El régimen tiene todos los motivos del mundo para presentar falsas acusaciones contra quienes trabajan para ayudar a los norcoreanos a escapar de la tiranía y la violencia, a fin de disuadirlos de continuar con esos esfuerzos", añadió por su parte la Federación de Coreanos Americanos de Los Ángeles, que ha prestado su apoyo público a Ahn.

"No creemos que Ahn, o cualquier ciudadano estadounidense, deba ser detenido por tales acusaciones, ni deba ser extraditado a un país en el que pueda estar expuesto a violentas represalias por parte del régimen", añaden.

Para leer más