9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 9 de julio de 2008

    Dimite la edil popular en San Sebastián Carmen Rubio al no querer formar parte del equipo que "ha triturado" a San Gil

    SAN SEBASTIAN, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La edil del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián Carmen Rubio anunció hoy a través de una carta su dimisión, que responde al hecho de no querer formar parte de un equipo que "va de simpático" pero "ha triturado" a la que fuera presidenta del PP vasco, María San Gil.

    En la citada misiva, a la que tuvo acceso Europa Press, Rubio explica los motivos que le han llevado a tomar esta decisión al tiempo que agradece a San Gil su labor en el partido.

    La edil popular lamenta lo acontecido el pasado 19 de mayo en la Junta Directiva Regional del PP en la que San Gil reiteró su "quiebra de confianza" en el presidente popular, Mariano Rajoy, y consiguió que se adelantara la celebración del Congreso regional, aunque con 28 votos a favor, uno en contra y 32 abstenciones. Según Rubio, aquel día "los que bailaban el agua" a la dirigente popular, "votaron en contra" y a pesar de que San Gil "no quisieron entenderle".

    La concejal del PP califica aquella situación de "kafkiana" y consideró que "no cabe más bajeza ni cinismo más feroz". A su juicio, "la envidia y la ambición" que rodeaban a San Gil, llevó a que, utilizando, "como excusa", la ponencia política que debía redactar la dirigente popular empezaran "las mentiras, las descalificaciones, las alusiones a la enfermedad que llevó con tanta valentía".

    En este sentido, Rubio censura que los detractores de San Gil "intentaron incluso hacerla pasar por una caricatura del franquismo", a pesar de ser "una luchadora por las libertades" y de que a pesar de que le esperaba "una carrera política brillante ha preferido no venderse".

    Por todo ello, la edil popular manifiesta en su carta que ni quiere ni puede dejar a San Gil "sola" ya que, además, no le resulta "fácil" formar parte del equipo que le "ha triturado, el que va de simpático, porque la política no es eso", lo que le lleva a abandonar su cargo en el Ayuntamiento donostiarra.