18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • 9 de julio de 2008

    Diputados socialistas critican el apoyo del PSOE a la directiva europea de retorno en el Parlamento Europeo

    Pérez Tapias la califica de "estrategia alicorta" que no frenará la inmigración ni impedirá que la ley española se vea afectada

    MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Dos diputados socialistas, el vizcaíno José María Benegas y el parlamentario por Granada José Antonio Pérez Tapias, de Izquierda Socialista, se muestran críticos con la decisión del PSOE de apoyar en el Parlamento Europeo la directiva de retorno de inmigrantes, que permitirá retener a los inmigrantes sin papeles hasta 18 meses, en sendos artículos publicados en la revista 'El Siglo' y recogidos por Europa Press.

    En su texto, el histórico dirigente 'Txiki' Benegas se muestra sutil y no incluye críticas directas, pero advierte de que "la destreza política consistiría en mantener, en medio de estos equilibrios, los valores del socialismo democrático sin merma en su esencia".

    En cambio, el granadino Pérez Tapias sostiene que con esta directiva "no vale decir que se trata de una directiva de mínimos, cuando los mínimos no permiten una justificación ética y jurídica decente".

    En su opinión, la necesaria deliberación democrática "ha sucumbido frente a una estrategia alicorta, que ni frenará la inmigración ni librará a nuestra normativa garantista de verse afectada".

    Después de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, haya insistido en que la directiva sólo es un punto de partida que impone obligaciones a Estado menos garantistas que España, y que las críticas hacia la norma sólo pueden venir de la ignorancia o de la demagogia, este diputado afirma que "desde el conocimiento de la directiva" se han puesto de relieve "excesos difícilmente justificables desde el punto de vista jurídico".

    A su juicio, el internamiento hasta 18 meses, la posibilidad de expulsar a menores a países distintos del suyo y la prohibición de retorno en cinco años responde a una perspectiva que ve al inmigrante "en los aledaños de la delincuencia" y "no es demagogia decir que ahí estriba la victoria de Berlusconi", en referencia al primer ministro italiano.

    El diputado admite que los europarlamentarios socialistas estaban sujetos a la disciplina de las indicaciones del Gobierno, y que hubo "fuertes motivos" para respaldar la norma, como "la necesidad de afrontar problemas que plantea la inmigración, o que tienen que ver con lo pactado con el Gobierno francés" sobre el pacto europeo de inmigración, "o que brotan de sondeos de intención de voto".

    LA DIRECTIVA CHOCA CON LO PROCLAMADO EN CAMPAÑA

    En su opinión, estos son motivos que "hay que tener en cuenta" pero que no justifican la posición que asumió el PSOE en la Eurocámara porque la directiva supone "un cúmulo de contradicciones" al colisionar "con derechos humanos, con el Tratado de Lisboa" y con lo que los socialistas han "proclamado en la campaña electoral" y "hecho en la legislatura anterior.

    Por su parte, Benegas alerta sobre que "la evidente derechización de Europa" atribuye a los socialistas una gran responsabilidad: "Somos casi el único referente para una izquierda europea derrotada en las urnas y desorientada en sus proyectos políticos".

    Benegas recuerda que la anterior legislatura fue "brillante" en avances democráticos y sociales y advierte: "No dilapidemos este capital porque el socialismo español es una esperanza para muchos ciudadanos europeos y no europeos".

    El diputado vasco llama la atención sobre cómo han recibido la noticia los ciudadanos de países latinoamericanos, que "inmediatamente recuerdan el trato y acogida que ellos dispensaron a los 'sin papeles' del exilio" de la guerra civil y de la "fuerte emigración económica española".

    "No perdamos nunca de vista que tuvimos un exilio político, fuimos un país de emigrantes y que éstos son, ante todo, personas que merecen un trato acorde a esta condición y que han huido de la pobreza y el hambre que sus países les ofrecían como proyecto vital", subraya Benegas.