23 de noviembre de 2020
9 de junio de 2006

Director de la Guardia Civil afirma que la detención del individuo que asesinó a los agentes en Navarra "está muy cerca"

CASTEJÓN (NAVARRA), 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de la Guardia Civil, Joan Mesquida Ferrando, declaró esta tarde en Castejón que la detención del individuo que acabó hace hoy dos años con la vida de los agentes Juan Antonio Palmero Benítez y José Antonio Vidal Fernández, tras un tiroteo en la N-113, "está muy cerca".

Así lo expresó tras un acto de homenaje a los dos guardias civiles, que tuvo lugar en el kilómetro 81,300 de esta vía de la comarca de la Ribera y en el que se inauguró un monolito en memoria de los fallecidos, integrantes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y destinados en Calahorra (La Rioja).

"Las investigaciones están avanzando, pese a que es público y notorio que este criminal del que hablamos es una persona muy metódica en sus actuaciones, solitario y que intenta no dejar pistas; pero se están siguiendo líneas de investigación muy claras y puedo asegurar que la Guardia Civil está muy cerca de la posible detención de este individuo", afirmó Mesquida Ferrando. En este sentido, el responsable de la Benemérita recordó que "éste es un tema muy sentido por el Cuerpo y, por lo tanto, se está trabajando en él con mucha intensidad".

Por otra parte, aprovechando la presencia de numerosos medios de comunicación en el acto de homenaje por, los que dijo, "han dado su vida por la seguridad de todos", pidió toda la colaboración ciudadana posible para esclarecer el suceso. "Solicitamos a los ciudadanos, como mejor homenaje a los dos agentes asesinados por un criminal y a sus familias, que colaboren tanto con la Guardia Civil como con el resto de los cuerpos de Seguridad para poner a disposición de la justicia a este peligroso delincuente".

Antes del acto de recuerdo, los familiares de Juan Antonio Palmero y José Antonio Vidal fueron recibidos en el Ayuntamiento de Castejón por los directores generales de la Guardia Civil y de Tráfico, Joan Mesquida Ferrando y Pepe Navarro Olivella, respectivamente; y por los delegados del Gobierno en Navarra y La Rioja, Vicente Ripa y José Antonio Ulecia.

Durante la inauguración del monolito en memoria de los agentes asesinados, que se desarrolló en el lugar donde se sucedieron los hechos el 9 de junio de 2004, se vivieron momentos de gran emoción, sobre todo por parte de los familiares y de compañeros de los agentes.